Restaurante Mesón del Rastro

3
Datos de Mesón del Rastro
Precio Medio:
33 €
Valoración Media:
5.3 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
6.3 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 33,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Mesón del Rastro

Cena de domingo noche.
Típico mesón castellano con carta centrada en las especialidades típicas de la región.
De primero, mollejas de ternera; estaban buenas, pero a 19 € la ración no es de recibo que la cantidad diera justito para dos porciones por persona.
De plato fuerte, paletilla de cordero para los cuatro; muy buena, con acompañamiento de patatas fritas con algo de cebollita y ajo.
Lo del vino no tiene nombre; la carta puede ser clásica, que lo es, pero los precios no pueden ser tan absolutamente abusivos. Dan ganas de no tomar vino.
Lo de las copas es peor; al pedir un Riscal 1860, la camarera que nos atendió las cambió por otras que, al verlas, dieron ganas de decir aquello de "...virgencita, virgencita, que me quede como estoy".
Vino caliente, -temperatura ambiente de Ávila en agosto-, cuestión que se solucionó con una cubitera.
Cafés y orujos.
Tras la cena, nos sentamos en la terraza y nos sirvieron unos pacharanes; cantidad escasísima a 5 € cada uno; además con muchas ganas de cerrar el local.
Precio sin copas en terraza y con el 10% de descuento al hospedarnos en el hotel del mismo nombre.

Encontramos este restaurante (tipo mesón, como su nombre indica) en un antiguo caserón castellano junto a la célebre muralla.

Amplia sala, con mobiliario de madera, suelos de baldosa blanca y negra y austera decoración, pues como único elemento ornamental vislumbré unas cabezas y cornamentas de ciervo clavadas en las blancas paredes.

Honesta cocina tradicional abulense. Se trató de una comida de trabajo a la que asistimos un grupo bien nutrido, con el siguiente menú concertado:

Patatas revolconas.
• Chorizo y lomo frito en tiras.
• Ensalada mixta.
• Paella.
• Judías del Barco.
-----
• Cochinillo.
-----
• Cuajada.

En términos generales, una buen almuerzo, aunque sin enamorar, destacando de manera positiva las patatas revolconas (patatas cocidas con pimiento verde y chorizo, machacadas con pimentón, sabrosísimas) y de manera negativa la paella, pasadísima y "de las de guisantes", que aún me estoy preguntando qué pintaba en ese racial menú castellano ¿¿??

Carta de vinos correcta, centrada en Rioja y Ribera. Nos sirvieron Protos, sin ningún cuidado.

Buen servicio, vivaracho y eficiente.

Entorno clásico de mesón, donde aun se respira el ambiente de una típica casa de la zona, con su chimenea, las vigas de madera y suelos antiguos. Acogedor y cómodo.
Cocina típica de la zona con una excelente sopa castellana bien presentada y servida, las carnes en su punto, buena materia prima y sin florituras. Aquí la guarnición de un buen entrecot o un chuletón son las patatas fritas y nada más, aunque si lo que quieres es disfrutar de la cocina de la zona, me parece un buen lugar para hacerlo y no se necesita más. Postres caseros muy ricos (cuajada, tocino de cielo, natillas, flan de huevo...)
En cuanto al vino el servicio es algo flojo, las copas muy mejorables pero la carta, si bien es bastante corta, tiene buenas referencias clásicas que armonizan perfectamente con la cocina.
Interesante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar