Restaurante Samurai: Japón en Madrid


Lo primero que llama la atención, es la sala de un cuidado diseño, quizas un poco pequeña , pero eso también lo hace especial.
Llegamos sin reserva 4 personas, el restaurante lleno aun así nos dan una buena mesa.
Pedimos una tempura para empezar, muy conseguida , después seguimos con una variedad de sushi y un tartar de atún (buenísimo),el pescado es de una calidad excelente, sorprendente por el precio que tiene si lo comparamos con otros japoneses.
Luego pedimos unas empanadillas, gyoza sin mal no recuerdo el nombre, y un solomillo cocinado con una salsa japonesa muy sabrosa. La carne en su punto, jugosa.
Acompañamos con un Cepas Viejas para beber, la carta de vinos es escueta pero muy lograda,de corte moderno, todo joyitas de buena relación calidad precio, quizas se hecha en falta algún caldo mas contundente un reserva o algún vino de autor.
Un chico alto(suponemos el encargado) nos recomienda de postre crema de castañas, riquísima si sois un poquito golosos.
La experiencia muy grata, repetiremos, pero mejor reservando que pillamos mesa por los pelos. La única pega que no se puede fumar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar