Restaurante La Matandeta: Sabores auténticos


El local está magníficamente ubicado entre campos de arroz. El edificio es algo viejo y destartalado, los manteles y la vajilla también, pero todo desprende un aroma muy entrañable.

Fuimos 4 personas a comer y optamos por unos entrantes y arroz:
-Croquetas de puchero con curry. Muy buenas. Las corquetas contundentes, con mucho sabor, y la salsa bien suave.
-Pulpo a la brasa. Excepcional. Una lástima que la ración sea algo escasa.
-Arroz de alcachofas y huevas de sepia. El arroz en su punto... tal vez algo duro. En cuanto al sabor, la alcachofa se apoderaba y dejaba poco lugar a las huevas.

Los postres merecen atención especial:
-Capricho de Helena. Compuesto por brownie, con cemoso de chocolate blanco y negro, más un sorbete de mandarina y trocitos de naranja congelada. Realmente son muchos postres en uno, un auténtico plato principal. Impresionante.
-Pastelón de la abuela. Galleta maria, chocolate y natillas... Otra ración de energia y sabor. Muy bueno.
-Natillas de chocolate. Este es más sencillo, pero también está muy logrado.

Bebimos agua y unas cervezas Mezquita. Disponen de una amplia carta de vinos y cervezas.

El servicio atento y muy familiar, mucho. A mi me hizo sentir cómodo.

El precio, 34 euros por persona.

Un lugar que no deja indiferente. Para mi, una experiencia muy recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar