Restaurante El Faralló: Su majestad la gamba


Empezaré a relatar lo que supuso el IX encuentro de la Peña Gastronómica Los Restauranteros prácticamente por el final. Cena el sábado noche tras una jornada maratoniana por La Marina con el fin de satisfacer la gran curiosidad de gran parte de los miembros de la peña por el producto estrella de esta ciudad: la gamba roja de Dénia. Algunas bajas a la hora de cenar, lógicas en cierto modo tras tantas comidas, pero ilusión y altas expectativas entre los más valientes que se atrevieron a sentarse otra vez a la mesa tan sólo tres horas después de haberse levantado de otra.

Se dispuso una gran mesa imperial para los once comensales que propició una amplitud que se agradece, pero, a su vez, una única conversación entre todos nosotros y el disfrute de la compañía de los peñistas. Menú pactado de antemano con Javier, no muy extenso y con la gamba como auténtica protagonista. Cuatro entrantes a compartir y el marisco como broche de oro:

- Pulpo seco: "Rareza" propia de estas tierras que supone un auténtico manjar si, como fue el caso, se prepara con maestría. Calibre excepcional en la pata del animal, textura perfecta (crujiente por fuera y tierna en su interior) y sabor destacable con la combinación del tostado de fuera (se prepara directamente a la llama) y el propio del cefalópodo.

- Fritura de pescado: Salmonetes, pescadillas, raya... con una preparación perfecta. Frescura admirable y carencia absoluta de aceitosidad. En mi plato no quedaron ni las raspas.

- Sepionets: Otro de los platos típicos de aquí. Sepietas de pequeño tamaño con el toque justo de plancha y la peculiaridad de conservar su propia tinta. Para ser sinceros, el sepionet se trabaja bien en general en los bares de La Marina pero muchas veces se echa a perder el producto ahogándolo con en el típico majado de aceite, ajo y perejil. No fue el caso. Servido aquí únicamente con AOVE.

- Almejas a la plancha: Perfectas. Sin ser extremadamente grandes, sí llamaba poderosamente la atención el punto exacto de cocción y, nuevamente, la frescura del género.

- Gamba roja de Dénia (6 unidades por comensal): Hervida con maestría por el propio Javier, hizo las delicias de quienes ya la conocíamos, pero, especialmente, de aquellos que jamás la habían probado. Placer puramente hedonista. Más de uno devoró las cabezas sin miramiento alguno, jeje.

- Tarta de queso: correcta sin más.

Acompañamos la cena con agua abundante y varias botellas de Do Ferreiro y Gramona III Lustros. Servicio perfecto en cuanto a temperatura y rellenado constante de las copas.

Para acabar, destacar por encima de todo (menos de la gamba, jeje), la atención y amabilidad de Javier que estuvo siempre pendiente de nuestra mesa, y supo combinar a la perfección el puro disfrute de la comida por nuestra parte con un admirable afán divulgativo de la cocina que se hace en el Faralló, con acertadas explicaciones sobre el pulpo seco, el sepionet y, sobretodo, la gamba roja. Muchísimas gracias.

  1. #1

    jacomur

    ¡Aupa esa Peñaaaaaaaaaaaa!. Que pena que me lo perdí. Me le anoto para la primavera. Saludos desde la Capital del Hojaldre, Torrelavega.

  2. #2

    oscar4435

    Perfecto los entrantes y la gamba , los vinos y la compañía , aunque faltaba alguno , ya estuvimos juntos al mediodía , siempre se echa de menos .

  3. #3

    Joan Thomas

    Muy buena pinta todo.
    Un abrazo

  4. #4

    EuSaenz

    El pulpo seco se elabora igualmente en la costa de Granada, típico de Motril. A mí me encanta.

    Saludos,
    Eugenio.

  5. #5

    Antoni_Alicante

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Gracias por el apunte. No tenía ni idea. Saludos!

  6. #6

    Elmesias

    Que ricas esas gambas!
    Buena crónica de lo sucedido, Toni ;)

  7. #7

    Pegin

    Once comensales no, once héroes!! Menudo programa teníais ese sábado y qué lástima no haberos podido acompañar.

    Un saludo.

  8. #8

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Pegin
    Ver mensaje de Pegin

    Cada uno de los actos del día con atractivo y su encanto particular. Una jornada inolvidable.

  9. #9

    JoseRuiz

    Una jamada (como diría Óscar) para el recuerdo. Todos los pases de muy buenos a sublimes, tan sólo la tarta desmereció un tanto.

    La mejor gamba que he comido.

    Gracias por llevarnos.

  10. #10

    JoseRuiz

    en respuesta a Pegin
    Ver mensaje de Pegin

    Más bien somos once tragones.

  11. #11

    Jeronimo

    Mira que me habría gustado probar la famosa gamba de Dénia, però me es imposible seguir el ritmo de estos tragabalgas.

  12. #12

    Jeronimo

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    No me llores Oscar, que cuando empezaron a llegar platos seguro que te olvidaste de los ausentes. 😭😭😭

  13. #13

    Antoni_Alicante

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Nos llevaron los taxis, jajaja. Gracias por acudir!

  14. #14

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Te digo yo que te las hubieses comido. A ti lo que te gusta es meterte prontito en la cama

  15. #15

    Jeronimo

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Mi idea era salir a dar un paseito y picar un platito de jamón en entrearomas, pero llegué al hotel y ni jamón, ni tele, ni paseito, me metí en la cama y hasta la mañana siguiente.

  16. #16

    oscar4435

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Como me conoces, ladrón, a la hora del reparto de gambas, no eche tanto de menos a los ausentes.

  17. #18

    Fer B.

    Las cenas del sábado de los Encuentros son muy peligrosas. En este caso, la planificación milimetrada, la excelsa calidad de lo degustado y la atención que brindó la casa con la Peña hizo que resultara una magnífica experiencia.

    La gamba eclipsó, con razón, todo lo demás pero... qué pulpo, qué sepionets, qué almejas....

    Enhorabuena por la organización.

    Un abrazo!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar