Bonito entorno

Lo hemos visitado fuera de la temporada más alta, en un día lluvioso. La terraza no era recomendable con la lluvia, así que nos acomodaron en un comedor interior, en la primera planta. Carta variada, y carta de vinos con representación de numerosas D.O.
De primero compartimos pan con tomate, espencat con capellanes, croquetas y el surtido de cocas. Personalmente lo que más me gustó fue el espencat, aunque las cocas estaban bien resueltas. Raciones bastante abundantes.
De segundos arroz con costra, con carnes y morcilla, bien de sazón, buen punto de cocción y presentación, también fideuá, que resultaba sabrosa, con la pasta ligeramente al dente y suelta, bien elaborado, y un rape a la plancha. Todas las raciones abundantes, el rape con acompañamiento de ensalada de canónigos y patata asada.
El vino, Chardonnay de Enrique Mendoza, abierto en mesa y servido para cargar, después en cubierta. Lástima las copas que tienen, de mesón de carretera.
No tomamos postre ya que queríamos probar los pasteles de sabors (http://wwww.desabors.com)
Un café, un té y unas galletitas de chocolate para terminar.
El precio sobre 35€ por persona, aunque los platos de pescados y carnes rondan los 25€, los arroces sobre 12-14€.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar