Restaurante Sense Pressa: Sigue con el listón muy alto


Llevaba como 5 meses sin publicar en Verema y lo que es mas grave, 18 meses sin ir a Sense Pressa... :)

Las sensaciones han sido igual de satisfactorias que las que aún recordaba de la anterior ocasión. Quizás a nivel global, salí más satisfecho en 2013, pero la culpa ha sido mía de haber aceptado una mesa en la zona "noble" del restaurante, en lugar de una de las dos que tienen a la entrada, que es donde estuvimos el último lugar.

Como el restaurante está siempre lleno, en la sala interior quedas más expuesto al ruido y más cuando te cae al lado una mesa numerosa de aquellas que a medida que van llegando, tienen que saludarse todos con todos, con ostentación, como si el restaurante fuera sólo para ellos.

De entrada ya encuentras en la mesa, sus sensacionales aceitunas y te dejan una carta que los "iniciados", ya sabemos que no hace falta ni abrir. Hay que mostrar indiferencia hasta que se acerque el responsable y cante la carta de sugerencias. Hay que mantener la calma para no pedir todos los platos que va enumerando. Todos apetecen y hay que ir realizando dolorosos descartes. Por suerte cantó los garbanzos con espardenyes y huevo roto. Y si ya en 2013, fue mi plato del año, este 2015 ocupa también y de momento el liderazgo destacado.

Parece mentira como un plato tan sencillo puede ser tan delicioso. La dificultad deben estar en las espardenyes... He intentado cocinarlo y tengo amigos que también lo han probado, pero con un resultado de "espardenyes- chicle" o "espardenyes-olor-pipi". No sé el secreto de que calidad de espardenyes consiguen ni como las cocinan, pero es un plato Champions ... (aunque la factura final también!). Ambos tomamos este plato como primero.

Como segundos, la elección fue igual de difícil pues todo era tentador. Terminamos pidiendo bacalao con tripa de bacalao por mí y Turbó salvaje por Jordi. Los dos platos también a nivel Champions. El bacalao con gran jugosidad y salsa de aquellas que no lames el plato para no escandalizar la mesa de los vecinos, a los que mejor no sobresaltar .. Y de el rodaballo salvaje, poco a comentar que no sea su excelencia.

Los postres fueron compartidos. Un surtido de quesos de nivel y la coca de Llavaneres que también tenía decidida de antes de entrar. El vino, tenía que hacer honor a la comida y fue un Negre de Negres DOQ Priorat. Un vino que siempre deja muy buenas sensaciones.

Y claro ... llega el final de la comida y toca pedir la cuenta. Y es el peor momento de la tarde, pero a gran comida, gran cuenta!!.

En resumen: De los mejores restaurantes de Barcelona en la liga de cocina clásica... No creo sepan de "trampantojos", pero es para "Disfrutar" realmente.. ;)

Ricard Sampere
www.restaurantscat.cat

  1. #1

    Farmonton

    Una de las mejores maneras de cocinarlas y que no pierdan su sabor es hacerlas a la plancha bien fuerte y poco rato.
    Salut!

  2. #2

    Rsampere

    en respuesta a Farmonton
    Ver mensaje de Farmonton

    Si.. pero es que ademas les quedan tan tiernas que se desahacen con facilidad en pequeños trozos, quedando integradas en el plato con los garbanzos y el huevo... (se me hace la boca agua solo de escribirlo)... :)

    Salut!!

  3. #3

    Bernie

    en respuesta a Rsampere
    Ver mensaje de Rsampere

    Las espardenyes, asi como todo el pescado es de la pescaderia que hay al lado Peixos Frederik Quizás la mejor de Barcelona. Entra solamente un día a mirar......

  4. #4

    Rsampere

    en respuesta a Bernie
    Ver mensaje de Bernie

    De pasar por delante, ja me puse 'so excited' a pesar de que ya la conocia. Precisamente este dia tenian unas lubinas espectaculares y al ver la cara de pasión con que las mirábamos con Jordi, nos empezaron a bromear que de poco ya entro al Sense pressa con la bolsa de pescado...

    No puedo pasar por delante sin pararme y tener oscuros deseos de llevarmelo todo a casa...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar