Restaurante Restaurante de Ana Desmigado de Costilla de cerdo ibérico

Restaurante de Ana

16
Datos de Restaurante de Ana
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
5.6 10
Comida:
7.2 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
6.3 10
Fotos:
 

Reservar en restaurante Restaurante de Ana

País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante de Ana Desmigado de Costilla de cerdo ibérico Restaurante de Ana en Valencia Foie Gras con manzana Restaurante en Valencia Esgarraet Restaurante Restaurante de Ana Arroz del senyoret Restaurante de Ana Sepia con tempura de harina de garbanzo Restaurante de Ana en Valencia Creps de cacalao Restaurante en Valencia De Ana Restaurante Restaurante de Ana De Ana Restaurante de Ana De Ana Restaurante de Ana en Valencia De Ana Restaurante en Valencia De Ana Restaurante Restaurante de Ana De Ana Restaurante de Ana De Ana Restaurante de Ana en Valencia De Ana

Descripción

Fantásticos arroces valencianos en ambiente elegante

16 Opiniones de Restaurante de Ana

Situación similar de menú pactado para reunión de grupo amplio para cenar.
Vino Añares crianza 2014, sin opción de blanco; mismo servicio básico y mismo planteamiento de calidad y variedad.
Alguna cerveza de entrada y agua con gas Bardoit.

Entrantes compartidos al centro y en cantidades amplias:
. jamón y queso: bien cortado el jamón serrano de calidad media alta; el queso manchego muy básico.
. foie con mermelada de violeta. Cumple.
. tomates con ventresca. Cumple.
. calamares a la romana: muy duros y mal rebozados. Prescindible.

Principal a elegir:
. solomillo: la descongelación lo había empezado a cocer. Mak
. carrillera: bien de punto y sabor.
Corvina: apariencia buena
. tacos de lomo de atún rojo: falto de sabor y textura; ¿descongelación rápida?. El acompañamiento del plato bueno por cebolla caramelizada y una especie de vasito con lonchas de manzana cocida con miel.

Fruta cortada y pelada a compartir: melón, sandía, piña, cerezas.
Unas trufas finales para dejar mejor sabor de boca final, con los cafés.

Muy, muy lento el servicio y más en un menú pactado. El espacio físico apartado del resto del restaurante (muy vacío) se agradece por nosotros y para no molestar al comedor general.

Fui a Valencia por negocios, me llevaron a este local.
Al entrar la primera impresión fué que era un espacio agradable.
Después se fueron sucediendo platos que desde mi punto de vista son clásicos mal hechos, lo del foie con manzana no tuvo perdón porque olía mal.
La paella valenciana que supuestamente es el fuerte de este restaurante me dejo bastante decepcionado, no me gusto el punto del arroz ni tampoco me pareció que tuviera un sabor increible. He probado paellas vslencianas en restaurantes de las afueras mucho mejores.

Mi pareja y yo estamos buscando un lugar para una comida familiar y fuimos a probar el menú degustación del local.
No nos defraudó. Estaba todo muy rico y la cantidad muy generosa.
El menú consiste:
3 entrantes (Esgarraet, Ensalada de tomate raff con anchoas y Foie Gras con manzana) y carne o pescado (a elegir de la carta y la carta es muy amplia)+ postre (3 postres...)

Somos de comer mucho pero no hemos podido acabar el postre.

La metre es muy simática y cuando le comentamos de que estamos buscando un local para una comida familiar de 20 personas, nos ofreció mostrar una sala privada y nos dio 2 cartas impresas para comida de grupo. Muy atenta.

La próxima vez probaremos el arroz.

Primera visita y no nos defraudo. Habia leido que los arroces los dominaba y asi fue. Unos entrantes muy sabrosos y un arroz del señyoret en su punto, algo muy dificil pues no se que hacen en los restaurantes de Valencia que no lo acaban de acertar.

Restaurante bastante lleno para cenar, Local descrito sin cambios.
Menú pactado para grupo. Para beber Añares blanco Terranova y tinto crianza 2010 por lo que parece demasiado monótono y guiado por distribución más que por opinión; servicio básico.

Al centro a compartir tomate con ventresca, correcto. Rollito de ajo arriero, bien. Alcachofas fritas con jamón muy buenas. Sepia con leve rebozado, tierna pero pasada de sal-

De principal y para elegir: solomillo con buen punto de plancha, pero que salió frío, en compañía de unas patatas y verduras que estaban duras, quizás recalentadas.

De postre, brownie de chocolate, con chocolate caliente y helado de vainilla; yayín de manzana con un hojaldre regular.

Café y agua. Desconozco precio pactado.

Fue mucho mejor el día de comida a la carta.

Local con bastante gente (medio comedor o algo más) ya descrito. Servicio de vino en buena temperatura, dar a catar y autoservicio en mesa.
Ibamos a ser un grupo de 6 ó 7, en el último momento, nos quedamos sólo dos y...salimos ganando. Entrada, por cortesia, unas almendras fritas, con coca cola light y copa de blanco Terranova 12 de Añares en un punto ácido elevado y que luego seguimos con un goloso Abadía Retuerta Selección Especial 2009 muy en su punto. Me comentaron que la carta de vinos está siendo renovada en profundidad; ahora tiene cosas interesantes y algunos más clásicos con opciones de precios de diferentes rangos.

Al centro: ventresca correcta con tomate raff esta vez bien maduros y por tanto muy buenos con un extra de anchoas de buen tamaño y sabor. Jamón bueno. Foie correcto.
De principales: confit de pato, en amplia ración y en su punto con unas patatas fritas bien decoradas. La otra opción fué un taco de atún de buen tamaño y sabor, marcado a la plancha y que se quedó un poco frío al servirlo con una salsa de soja que tapaba demasiado el sabor del atún (no era crudo) y con una cebolla confitada muy en su punto acompañado de una témpura correcta.
De postre un zumo de naranja recien exprimido.
No hubo cafés, aunque se ofrecieron, así como chupitos.

Desconozco el precio porque va a ir en conjunto con otra cena del dia siguiente, en la que no estaré.
Es un restaurante con buena fama de arroces pero que tiene también otras buenas opciones. Esta vez me gustó más.

Cena de trabajo y por tanto, menú concertado incluyendo el vino.
Local ya descrito. Eramos nuestro grupo y una mesa con dos personas cenando arroz, no sé si porque eran de fuera, o porque saben que tienen un buen plato en la eleccion de arroz.

Agua y vino tinto crianza 2009 de Añares justito.
Para cenar: entrantes al centro todos en buena ración: queso manchego curado bueno, jamon notable. Ventresca buena con tomate raff que me hubiera gustado más maduro. Croquetas de jamon correctas con chips de plátano frito bien e interesante. Chipirones en su tinta aceptables aunque un grado mayor de limpieza hubiera mejorado el conjunto. Bacalao gratinado con ajoaceite acompañado de verduras al dente: el bacalao bien desalado pero pasado de tiempo de coccion (se habia secado). Muy buen y abundate postre con helado de horchata y decoración de chocolate acompañado de una sabrosa torrija y gominola de frambuesa.

Buen resultado global; faltó opción de vino dulce por no disponer de nada interesante y se sustituyó por chupito de Zacapa.

Amplio y luminoso restaurante en la céntrica Plaza de Tetuán.

Un espacio privilegiado por sus dimensiones, su decoración y, sobre todo, su luminosidad, tan levantina.

Uno se encuentra aquí francamente a gusto, envuelto en esa atmósfera límpida, fresca.

Dispone también de un gran reservado.

Bien dotado: mantelería, vajilla, cubertería, cristalería… sin mácula.

Nos ubicaron al fondo, junto a las ventanas (que están incrustadas en los bonitos muros originales), en una mesa redonda muy amplia, con estupenda separación entre comensales y con las otras mesas. ¡Por espacio será!

Cocina valenciana, de mercado, especializada en arroces.

Tomamos:

Alcachofas rehogadas
Calamares a la romana
Croquetas de Jamón
Paella valenciana
Tarta Tatin

Bien, comimos bien, platos honestos y francos, sin floritura alguna.

Ajustada y clásica carta de vinos, tratados con corrección. Bebimos un Pago de los Balagueses Merlot 08 y un Rafael Cambra 09.

Servicio esmerado, formado.

Un elegante y agradable restaurante en el centro donde tomar unos entrantes y un destacable arrocito.

Pero sobre todo la luz, esa luz… me hará volver.

Inicialmente y con reserva de la agencia (¿?) para ir a Lienzo nos encontramos con que cierra lunes. La opción fácil era cruzar el pasillo de entrada y sentarte en este restaurante que veías salir paellas de encargo y que está bien decorado y con más de 2/3 de las mesas ocupadas. "Pensat y fet".
Decoración del local, distribución de mesas, cambio de platos y cubiertos, copas, amabilidad del servicio...todo en notable. Carta de vinos corta y muy clásica con precios aceptables. Carta de comidas no muy extensa pero suficiente y bien resuelta.
De entrada 1 cocacola, 2 cervezas y una copa de un Añares verdejo: Terranova 2011 muy justito. Para comer entramos en un goloso y sorprendentemente bueno Morfeo que aunque en carta figura de Castilla Leon, es de Toro. Acabamos (aunque debiamos de haber empezado al revés) con un más joven De2 del Bierzo 2011 pues era mucho un segundo toro; dar a probar y al centro de la mesa. Un par de botellas de agua para cambiar de sabor.

Tomamos para compartir entre los cuatro: viera (1 pp) plancha con algo de ensalada que estaba bien de plancha pero se habia enfriado. Muy buenos salmonetes fritos como en andalucía, bien fritos pero sin estar aceitosos. Unos mejores de lo esperado tallarines de sepia con habitas baby y jamon.
De principales un atún plancha bueno y solo marcado al fuego y una muy buena y sabrosa paella de langosta con una buena base de caldo de fondo al centro de la mesa y con cuchara para competir (los granos de arroz) en el ruedo. Muy buena paella, se nota que la ascendencia familiar de Ana maneja bien el arroz.
Postres: 2 de crujiente de chocolate con helado de mango muy recomendable. Fruta, hay lo que hay. Helado de nueces de macadamia en buena ración y aceptable de sabor.

Sensación de buena especialidad en arroces con alternativas en la cocina de mercado. Muy clásica carta de vinos pero con suficiente variedad.
Entramos de rebote y salimos victoriosos.

Fuimos a comer un viernes,el sitio es muy amplio y agradable tomamos un menú que previamente habían pactado.Me gustó mucho la comida y también el trato,volveré aprobar los arroces que dicen que son muy buenos.El precio no lo sé porque me invitaron.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar