Restaurante La Ereta: SI NO EXISTIERA EL SEÑOR RAFAEL, HABRIA QUE INVENTARLO


Lo dicho si ni existiera el señor Molina, habría que iventarlo. Visité el sabado 24 este restaurante. Menú degustación largo, con una riesling alemana y un tinto de mallorca. Un tokay y su correspondiente gin-tonic.
El menu fué simplemente excelente, en lo que coincidimos todos los comenasales.
Ensalada al revés, virutas de foie, solomillo, merluza, pastel de chocolate.....
Muchas gracias, Rafita.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar