Restaurante Lloc de tapes

Datos de Lloc de tapes
Precio Medio:
16 €
Valoración Media:
5.8 10
Servicio del vino:
5.4 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
5.6 10
Calidad-precio:
6.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: C/ marques de zenete 7
Código postal: 46007
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


25 Opiniones de Lloc de tapes

Pues si, hace unos meses que cerró.
Ahora hay otro "Gastrobar Blau"

Aprovechando que el lloc de tapes pasa por marqués de zenete y tras descartar la taberna de la mora, que ya conocía (craso error), nos adentramos en este local en busca de su peculiaridad. Algo había leído sobre él y sus tapas así que, inmbuido por la curiosidad científica que me caracteriza fui a investigar.
Nos tomamos en la terraza una estupenda cerveza artesana: Alegría, y nos comenta la camarera que el día anterior había habido una cata de cervezas; vaya, esto promete...
El local es agradable y espacioso, con mesas con manteles de tela y adornos florales. Preguntamos por la carta de tapas, pero, oh desilusión, nos dice que están cambiando la carta y nos ofrece el "estupendo" menú del día.
De primero crema de acelga de su huerto(nos recalcó que era huerto propio) con daditos de panceta tierna, con un intensísimo color verde y con sabor a ídem y cus-cus de coliflor, un trampantojo sin interés y con escaso sabor; de segundo sólo recuerdo mi plato, debe ser por la impresión que me produjo, rissoto con queso con apariencia de arroz con leche y textura similar pero insulso del todo salvo por el sabor a queso, de un blanco inmaculado eso sí.
Lo mejor de la comida el vino del menú del cual sirven copas: venta del puerto 12 meloso y sedoso, del que tuve que tripitir para mitigar la desazón.
El servicio, eso sí, muy amable y atento, nos invitó al chupito.
Seguramente nos hemos equivocado de día, pero sólo volveré si está cerrada la Mora

Necesario hacer una buena crítica de este local ya que las dos últimas que hay no hacen justicia a este pequeño pero gran restaurante. Uno de los mejores sitios de tapas que he tenido ocasión de probar en Valencia. Todo, absolutamente todo lo que pidas te sorprende por su calidad, nada te deja indiferente. Ideal para cenar de tapeo, hay tapas más innovadoras y tapas de toda la vida pero con un toque especial. Hemos probado casi todo: croquetas de setas, tostas de foie con reducción de Pedro Ximénez, huevos rotos con crujiente de jamón, merluza con una salsa increíble que no recuerdo, crujiente de piquillo relleno de morcilla...y muchísimos más que ahora no recuerdo. Sin duda uno de los platos estrella es el solomillo trinchado con ajos tiernos, espectacular, imperdonable irse sin probarlo. Los postres son caseros y muy acertados, si eres amante del chocolate es un delito irte sin probar la tarta de chocolate. La relación calidad-precio es buena, normalmente sales por unos 20€ (sin pedir vino).

No me parecía muy productiva una valoración tan sólo por el trato recibido... pero leyendo el mensaje anterior, me voya sumar a la indicación de posibles nuevos clientes de que el horario al parecer para esta gente es muy importante.

Llegamos a las 15.12 (se la hora exacta porque la miré en mi reloj, justo después de salir del local). Al entrar nos mira la camarera y no nos hace absolutamente ni caso. Posteriormente, se asoman desde la cocina y nos dicen que queremos

- "mesa para comer para 2 personas".

- "cerramos ya" (nos contesta el señor).

En fin, me resultó bastante alucinante y es por eso que miré el reloj.

Como dice el compañero anterior, cada uno es muy libre de poner el horario que vea más conveniente en su restaurante, también los clientes somos libres de frecuentar o no determinados locales.

Estuvimos el pasado viernes cenando en el Lloc de Tapes. Toda la comida fabulosa. Los espirales de pasta con JAMON SERRANO *ESPECTACULARES* al igual que la sepia al estilo del cabanyal, el foie, el solomillo trinchado con ajetes era sensacional. El vino bueno. La temperatura ambiente del local perfecta. El servicio de cocina rápido y las dos chicas encargadas del local son encantadoras. Tanto la vajilla como su cristaleria me parecieron bien. Cuidan los detalles a la hora de servir los platos. Relación calidad-precio perfecto. Nos cobraron 20.00 euros con copas incluidas y habiendo cenado bastante cantidad. En definitiva un DIEZ al Lloc de Tapes, volveremos mas a menudo y probaremos también sus arroces que me han comentado que los hacen muy bien.

Cena para diez. Noche de bochorno. La terraza esta ocupada. Nos meten dentro con aire acondicionado y ventanas de la calle abiertas. Logicamente las frigorias se iban hacia el exterior. Nos dan las cartas. Cuando vienen a tomar nota y pedimos, nada de lo que solicitamos lo tenian. No habia queso curado, no quedaba jamon, no clochinas, no puntillas......Llego un momento que pense que era una camata oculta. Al final no tuvimos mas remedio que decir a la camarera : Saca lo que tengas.
Huevos estrellados con jamon (mas virtual que real), calamares rebozados(muy normales), sepia sucia (hecha al estilo del Cabanyal y con poco sabor) , espirales de jamon york con salsa blaca (la salsa dejeba en segundo lugar a los espirales), croquetas de pollo (sin sabor)y patatas bravas (no opiono porque no tomé). Nada emociono y nada nos invito a repetir a pesar de que las raciones eran escasas. A la vista del exito no tomamos ni cafe ni postre.
Servicio del vino simplemente no existe. Su carta de vinos se limita a dos vinos de Rioja . Por supuesto olvidarse de copas medio decentes.Servido a temperatura ambiente .
Servicio de sala muy amable, muy dispuesto, pero terriblemente lento , desesperadamente lento. Nos pidieron disculpas hasta en tres ocasiones. Indudablemente se agraddece el gesto, pero no es de recibo que en un sitio de tapas la cocina funcione a esa velocidad
En resumen, lo mejor de la noche , para mi, el plato de cacachuetes fritos que nos pusieron mientras aguardabamos a que nos viniera el primer plato (mas o menos media hora). Creo que eso lo dice todo.

Hacía tiempo que no acudía a este restaurante, sobre todo porque la probabilidad de que estuviera abierto a mediodía era escasa. Ahora han añadido un menú de mediodía y han ampliado la carta de arroces.
Tomamos el menú, que consta de 4 platos (una entrada, pescado, carne y un postre) e incluye la primera bebida y el café a 14,6€.
Muy bueno el arroz verde con bacon y la presa ibérica con uvas. Menos me gustó la dorada, con más espinas de la cuenta y el tatín de manzana, con una base poco adecuada.
Carta de vinos corta pero con alguna referencia interesante y coperio correcto.
En definitiva, la opción más interesante para comer de menú de mediodía de la zona

Estuvimos un grupo de 5 personas ayer noche. Local agradable y buen servicio, cordial y atento. Ibamos con menú cerrado por lo que solo ofrecieron alternativa de dos vinos. Nos decantamos por un Rioja correcto. Copas y cuberteria correctas, vajilla buena. Pan recién horneado, crujiente y sabroso. Probamos Una ensalada de "lardons" bien aderezada con una vinagreta ligera al vinagre de Módena y con tropezones de pasas y algo de queso. Unas "empanadas" con relleno creo que de carne mas flojas. Calamar relleno de esparragos muy original y sabroso. Foie bien limpio sobre base de pure de manzanas delicioso, rúlo de pasta rellena de jamón dulce y cubierto de crema de queso muy fino y para finalizar medallones de solomillo ibérico con ajetes (riquisimo, repetimos plato). En general, productos buenos, presentados con gusto y raciones muy correctas. De poste una tarta casera de galletas "María" con chocolate, un pecado. RCP buena. Local muy relajado para ir con amigos o en familia. Voy a repetir al medio día.

Yo trabajó muy cerca de Marqués de Zenete y he ido a este restaurante tanto al mediodía como a cenar en varias ocasiones. La variedad y calidad de las tapas y las ensaladas que ofrecen por la noche siempre me ha dejado muy contento, pero lo que de verdad me sorprende son los arroces que sirven al mediodía y su precio. Después de haber probado varias recetas distintas de arroz, dudo que haya una oferta mejor en la ciudad, o por lo menos yo no la he encontrado todavía. Es verdad que la carta de vinos no es muy extensa, pero las referencias que tienen están bien y a un precio aceptable. Respecto al servicio, al mediodía es exquisito; por la noche, que suele estar más lleno, es correcto y amable. Sólo echo de menos una terracita y más regularidad a la hora de abrir los mediodías; en alguna ocasión he llevado a un cliente a comer y nos lo hemos encontrado cerrado.

Con todos mis respetos para las otras opiniones,para mi no responde a un local donde se pretenden elaborar tapas con cierto "toque creativo".Cena 3 personas:clochinas aceptables aunque escasas,patatas a lo pobre con huevo y jamon(patatas cocidas,1 huevo y loncha de jamon dejada caer);tacos de solomillo de cerdo con una salsa insipida,y la carne tirante,unas rabas simplonas de pollo rebozadas sin ninguna guarnicion,y unos tacos de pasta rellenos de jamon y queso con nata por encima,quizas lo mas aceptable.No entiendo como en el anterior comentario dice que existe carta de vinos.Yo lo pregunte y me dijeron que no tenian.Queriamos tinto, y me comento 3 o 4 referencias.Optamos por un Ribera de Duero 2006(no recuerdo el nombre) muy normalito(16 euros).Los postres se reducian a 2 tipos de tartas,buenas,pero como opciones para un postre deja mucho que desear.3 cafes,botella de agua y un chupito de orujo(cobraron hasta el chupito).Total 70 euros.Alguien dira que no es caro, y no lo es,pero la calidad deja mucho que desear.El trato correcto.Las copas buenas pero poco mas.Lo siento, pero no volvere.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar