Restaurante Villa da vinci: Gran decepción


... y tan grande. El tan cacáreado Villa da Vinci se queda en agua de borrajas o humo, lo que prefieran. Nos lo referencian amigos de confianza: Es lo mejor de Moraira oigo decir más de una vez... en fin, juzguen uds: 2 Personas. Cenamos en la terraza que al margen de la decoración obsoleta es un lugar donde se está a buena temperatura escuchando el agua de una pequeña cascada artificial que tienen al lado. Las sillas son absolutamente incomodas y necesitan un cambio urgente. Nos toman nota y nos sirven 2 tipos de pan ( muy buenos ), mantequilla de eneldo y 3 aceitunas, 2 pepinillos, 2 ajos y 2 trozitos de zanahoria encurtida (malo cuando uno lo puede contar). Por cierto, en la cuenta, el pan y la mantequilla te lo cobran a 2€ por persona. Despues de que nos sirvan el vino, un verdejo palacio de bornos a un precio semirazonable atacamos los entrantes: 1) Carpaccio de ciervo con vinagreta de grosellas, la vinagreta aún la estamos buscando y el carpaccio estaba literalmente soso, le faltaba muchíiisima sal. 2) Lasaña de gambas, algas y vieiras: El acierto de la noche, una bechamel muy buena y las algas muy acertadas en su punto de cocción. 3) Pulpo brasa al estilo de moraira: Ni mas ni menos que media pata de pulpo metida en el horno con 2 patatas. Creatividad cero y precio 10. De plato solicitamos 2 "bogavantes con arroz" que resultaron ser 2 arroces de bogavante insipidos (mira que es dificil)... nueva petición de salero al camarero para poder arreglar aquello. Ración corta corta y precio de 26€ terriblemente desproporcionado. De postre tomamos una copa de Pago El Pulpito y unas fresas marinadas en aceto balsamico que no emocionaban desde luego. Servicio en mesa correcto, destacando la torpeza y falta de "arte" del jefe de sala. No volveremos, se han quedado viviendo de épocas mejores, no merece la pena pagar por esto 143€.

  1. #1

    Raul Lopez

    Estoy de acuerdo de pé a pá con todo este comentario

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar