Restaurante La Bodega: Pues no es para tanto


Ubicada en la Plaza Molina, donde en muy pocos metros se encuentran 4 célebres locales para hacer un buen aperitivo, o simplemente resolver con una comida a la carta. Puesta en escena con una fila de camareros que te presentan algunos de los alimentos que pasarán por los fogones en el caso de que te decantes por ellos. El ritual también se repite a la hora de los postres. Platos generosos que puedes pedir en ración o en media ración, y dueño muy pendiente de que los comensales disfruten y estén a gusto. Amplia carta de vinos pero las copas no están a la altura.

En esta ocasión, fuimos 4 que pedimos para compartir:
Alcachofas fritas: Algo requemadas.
Caracoles en salsa: Deliciosos.
Llangueta - chanquetes - fritos a la malagueña con huevo frito: Mediocres y con exceso de rebozado, nada que ver con los que te tomas por el sur.
Rovellons de botó: Normalitos aunque la nefasta temporada de setas no ayuda demasiado.

De segundo me decanté por atún a la sal que la verdad es que no me emocionó. Bacalao a la antigua con pimientos del piquillo y dos lomos de merluza al vapor con verduras, fueron las opciones elegidas por el resto. Y creo que lo mejor fue la merluza ya que el bacalao, aunque la pieza era generosa, parece ser que estaba algo seco.

Como conclusión: más cantidad y puesta en escena, que calidad y mimo en su elaboración.

A su favor:
Servicio rápido y atento.
Generosos con los horarios ya que nos permitieron hacer la copa en la terraza, y a pesar de que el restaurante cerró a media tarde, se quedó una de las personas del servicio dentro del local, pendiente de nosotros.

A destacar la maravillosa "performance" por parte de uno de los camareros, que a la hora de prepararnos los gin-tonics, combinó mucho conocimiento, técnica y un gran sentido del humor en un delicioso speach digno del club de la comedia. Quitó mucho "hierro" a la hora de detallarnos minuciosamente cómo iba montando los combinados, muy alejado de la pedantería y la desmedida solemnidad que últimamente tienes que soportar en otros sitios.

Seagrams con agua tónica 1714, su correspondiente twist de limón y una naranja de la china por combinado. Con mucha gracia nos explicó la ventaja de servirlos en copas riedel que parece ser que tienen más porosidad, y cortar el limón y las naranjas con un chuchillo de porcelana, pues no altera el gusto de los alimentos.

Volveré pero para tomar un gin-tonic y disfrutar de nuevo con su preparación, si pasan por su terraza y ven un camarero de mediana edad con el poco pelo que le queda totalmente rasurado, no duden en solicitarle un combinado de esas características que les alegrará el día!

  1. #1

    Moongoose

    Lo de los detalles del Gin Tonic me ha matado, nos estamos volviendo algo locos, por no decir una palabrota. Cuchillo de porcelana...

    Por lo menos evitó que os fuerais desilusionados a tope.

  2. #2

    Manolitocucharas

    en respuesta a Moongoose
    Ver mensaje de Moongoose

    Sí efectivamente!
    Ciertamente soy de los que considera que tanta tontería sobra, y justo lo que me gustó es que lo presentaba de forma burlesca, sabiendo que al final tenía que seguir el ritual marcado por el dueño.
    Ya veremos dentro de 4-5 años qué queda de tanta parafernalia asociada al gin-tonic...
    Un saludo.

  3. #3

    Moongoose

    en respuesta a Manolitocucharas
    Ver mensaje de Manolitocucharas

    Pues esperemos que quede lo necesario, buenas ginebras, buenas copas buen hielo y buena tonica.

  4. #4

    ramico

    en respuesta a Moongoose
    Ver mensaje de Moongoose

    Pero que dices, hay garitos en los que cortan el limon con la espada laser de Luck Skywalker, y como los preparan muy bien tardan una eternidad y hay es donde interviene la maquina de hibernación dentro del bloque de carbonita, porque asi cuando acaban de preparartelo sigues con la edad con la que entraste al bareto.

    No se a ti, pero ultimamente es decir "un GT, por favor" y es empezar a sentir como la fuerza se estremece....

  5. #5

    Moongoose

    en respuesta a ramico
    Ver mensaje de ramico

    Ayer me calce 2 Flor de Caña con limonada casera en un bar y tardaban nanosegundos... eso si, dieron buenos ratos de disfrute.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar