Restaurante La lobita: Un local camino Soria , bueno camino....


Desvió a la vuelta de las vacaciones en la Mancha, ya que el de Toledo que me interesaba cerraba en agosto, desde este año.
Hice parada y fonda en el tranquilo pueblo de Navaleno, ya que luego siguiendo la general de burgos, se hacía cómodo el viaje hasta casa.
Pueblo tranquilo, y eso que es mas grande que los que conozco de la zona donde veraneo yo, tierra de CAMPOS …
Local gastronómico, muy modernizado, no se porque esperaba encontrarme algo mas rural, pero todo tiene su aquel.
En la zona donde antiguamente estaba la barra, han puesto unas cómodas mesas y sillones, donde reciben a la gente, con un aperitivo, esto es el cambio más reciente.
Como nos adelantamos un poco coincidimos con otra mesa, pero tienen dos ubicaciones, no pasó nada, mea culpa.
El primer aperitivo es muy representativo de lo que hacen y de donde están, cogen la corteza del torrezno, la secan, trituran y la vuelven a juntar, queda como un papel, la fríen para que coja volumen, con la carne del torrezno, hacen una crema, que usan para pegar las láminas de champiñón, finas y crudas, que pegan a la parte de la corteza, original deconstrucción, que aúna dos productos típicos de Soria.
El otro aperitivo en mesa es un pan crujiente relleno de crema de setas, por encima adornando y dando sabor, un crujiente de manzana con un poco de manzana por encima, salsa japonesa tonkanchu, pica sutilmente.
Frambuesas con crema de anguila ahumada, ramita de sauco …vamos mu bien…
Acabamos, antes de acercarnos a la mesa con una fina torta de pan de aceite con un tartar de atún, fresas y lima, muy rico todo, para beber creo que generoso, pero no me acuerdo, y si no me acuerdo ….
Miento, nos pusieron una versión del almuerzo que se vendía en el bar, huevos fritos con chorizo, solo que, de bocado, sabia a huevos con chorizo, que es lo importante.
Para Uxue , que compartió los aperitivos , dos buenos trozos de solomillo , con patatas caseras y dos ricas croquetas …, 19,85€ el solomillo y a 2€ la croqueta , los aperitivos y el postre de la cría 18€ .
Seguimos con nuestro menú degustación “Negral” 87€ iva incluido.
La tocona (otoño 2017) de pinares, tierras comestibles, setas, hoja de roble, pate de boletus, resina de arce, a modo de resina de pino, original.
Carpacho de gamba roja, cuajada de piña verde liofilizada, con toques de frutos secos y cítricos, y acaban rallando un poco de piña verde, muy rico.
Gyoza rellena de setas, flor de ajo, caldito de ajos tostados, UNA VERSION DE LAS SETAS AL AJILLO, sabrosa, llevaba trufa rallada.
La croqueta, relleno de setas, cuscús de coliflor, brócoli y rabanito por fuera y frita en aceite arbequina, nunca había comida una croqueta con guarnición, muy rica.
Corazón de endivia asada a baja temperatura con mantequilla de frutos secos, con un toque dulce, trufa de verano por encima, hoja de hierba melisa y se añade la sopa, una infusión de cebolla asada de Fuentes, muy sutil.
Kokotxas de merluza al pil-pil (falso pil-pil), ya que es una pepitoria, majado de huevo duro, almendra y ajo, algo más ligero, para que parezca pil-pil, mermelada de piparra y trufa de verano.
Calamares a la romana y calamares en su tinta , en una vajilla que es una seta grande con distintos compartimentos , te traen lo primero , cuando quitas la cabeza de la seta , unos calamares a la romana (trampantojo de nabo Daikon y calabacín), con unos puntos de ajo negro , mayonesa de champiñones y mermelada de pimiento dulce , , pero si me acuerdo que cuando quitabas la base , y llegabas al tronco de la seta (vajilla) , tenias unos calamares guisados con seta de cardo , champiñón , crema del calamar , menta , melisa , cilantro , lima rallada , calamar en su tinta , pero con toque de montaña , estaban de puta madre , plato super original , por vajilla, por trampantojo y por el sabor de los calamares .
Atún, salsa perigord de colmenillas, capuchinas y corregüela, mantequilla el atún y sabor de la perigord.
Lomo de corzo, zanahoria amarga y zanahoria encurtida, los encurtidos casan de maravilla con la potencia de la caza, muy buen final salado, aquí el sumiller y copropietario, me invito a un rioja viejo, Garoa, le fue de maravilla al corzo.
Tablita de quesos suaves, le pedí, muy rico, oveja, cabra, 40k, cabra canaria, y con un gran conocimiento de los que te pone y de quien lo hace y como.
Primer postre dulce, o no…versión d tarta costrada, un hojaldre muy etéreo, con dos cremas inglesas, una de hongos y otra de remolacha, eso es currarse un postre, hacer algo distinto, por supuesto dulce.
Tarta de queso, pero con forma de huevo, bizcocho de chocolate, moras, se casca el huevo y tienes sabor a queso, me encanta este final.
Te sacan unos helados tipo magnum , de tomillo y nata cubiertos de chocolate , muy ricos y además unos petis , chapo por este gran restaurante en este pequeño y tranquilo pueblo .
Y de remate me tome dos gin de ginebra del equipo navazo , la bota de gin , me supieron a gloria , 8,75€ , la copa de cava 3,64 , una de Gavela da Vila 28€ , la media de queso a 8€ , infusion 2,5€ .
En resumen una bonita velada 280,60€ , los tres .

  1. #1

    Cervino5

    Extraordinario restaurante..., merece la pena la visita. Enhorabuena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar