Restaurante Montana: La 1º visita:El servicio, estupendo,la comida escasita pero muy buena, la


La 1º visita:El servicio, estupendo,la comida escasita pero muy buena, la única pega fue que hacía realmente frío, pedimos que se cerrara alguna de las puertas ya que estábamos en corriente y nos dijeron que no podía ser ya que hacía falta para que los camareros pasaran.
La 2º visita tuvo lugar hace un mes escaso, y tuve mucho problemas para reservar mesa.Me dejaron en una especie de lista de espera, me llamaron el día antes y me dijeron que era imposible.Al día siguiente, el sabado que tenía previsto ir, me llaman a las 9 de la noche y me dicen que si quiero aun la mesa.Me parecío bastante feo.En esta ocasión el servicio de recepción me pareció malo,de hecho creo que quien nos recepcionó era el aparcacoches. Nadie sabía de la reserva ni de la mesa que debía ocupar.Después de esto el Maitre se disculpó diciendo que no es la manera habitual de funcionar.Respecto a la comida, esta vez de entrada fue una ensalada, escasísima.Yo tomé un solomillo con Foie, exquisito y muy bien cocinado.El postre, nos vendieron un coulis de chocolate como su postre estrella, estaba muy rico. La nota negativa es que dos dias despues tomamos el mismisimo postre en un resto de mucho menos categoría.Por lo demás, muy positivo, el servicio en sala y el hecho de que al tomar vino en copas sólo te cobran 1 aunque te la rellenen varias veces. Muy bien.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar