Restaurante L'Escaleta: Fogones de brillantez


Visita de 4 buenos amigos, 2 parejas, con 3 niños de entre 2 y 4 años. Incertidumbre por saber si podríamos disfrutar como se merece este restaurante sin molestar a los demás comensales, pero nada más llegar tuvimos la fortuna (para todos) de ser alojados en un amplio reservado del restaurante.
Señalar que la decoración es muy ecléctica, con mucha mezcla de estilos, pero mas que ver una integración hay un simple acople de los mismos. De todos modos el local es amplio y muy confortable. Sillas, mesas, cubertería, mantelería y copas dignas del nivel de cocina que se ofrece.
Al sentirnos cómodos y relajados con nuestros pequeños en el reservado, optamos por el menú mas largo: Saboer. Fue un total acierto.
Así tras efectista turrón salado, los platos fueron:
-Morcilla, un entrante un tanto dulce. Acertado.
-Yema de huevo, densa, como no puede ser de otra manera, intensa.
-Hiervas crema de mostaza. Fresco y balsámico. Muy bueno.
-Ostra volcánica. Sin duda el plato que más nos gustó. La textura y la la idea en sí es muy acertada. Primer destello.
-Pastisset relleno de pata de ternera. Segundo destello de brillantez. Una ejecución magnífica.
-Salmonete embarrado. Intenso.
-Arroz de caza y setas. Muy bueno. Servido en una llanda. Tercer destello.
-Civet de liebre con cecina y jugo de sangre. De nuevo textura e intensidad de sabor.
-Importante el pan artesano con la manteca de hiervas que nos acompañó.
-El espíritu de un Brioche. A estas alturas ya estábamos entregados. Magnífico tranpantojo.
-Supermousse de chocolate. Destello final: el tamaño es impresionante, y parece que ademas de imposible es inadecuado finalizar un menú con un postre de semejante tamaño, pero se trata de un juego. La supermousse es tan, tan ligera que permite un perfecto fin del menú.
Cafes e infusiones acompañados de la Tableta de chocolate de L'escaleta. Fantástica.
Respecto a los vinos, señalar que Alberto es un gran conocedor del mundo del vino. Tiene una carta magnífica y que busca estar fuera de estereotipos y modas.
Empezamos con un Gruner Veltliner de Knoll 2013, que no nos terminó de convencer (error mío en la elección), pero afortunadamente continuamos con un Escombro, que un vino de una bodega (Laboratorio Rupestre) que nos apasiona.
Nuestros pequeños tomaron un arroz de puchero, que además fue invitación de casa.
Servicio impecable.
La verdad es que más que destellos de brillantez, en la cocina de L'Escaleta hay fogones de brillantez, y los reconocimientos de Kiko Moya y su equipo son más que bien merecido.
Una grata experiencia por la cocina y por la compañía de nuestros amigos.

  1. #1

    Obiwan Ferran

    Qué bien se come y se bebe en L'Escaleta! Me alegro que disfrutarais. Yo he de volver cuanto antes, que ya hace tiempo que les hicimos la visita. Saludos!

    Ferran

  2. #3

    Silan

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Y tanto!!! Por supuesto que la probaron y les encantó!
    Saludos

  3. #4

    oscar4435

    Como comente en mi valoración , tendré que volver , a mi tambien me gusto la ostra .

  4. #5

    G-M.

    Joé qué pena! Con lo que me gustan a mi los grüner!

    Ese no lo he probado, pero desde luego no tengo ganas de hacerlo a la vista de tu impresión...

    Saludos!

  5. #6

    Silan

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Ya! Si a mi me fascina esa uva, en Austria caté bastantes y todos me encantaron (hasta los cosecheros servidos en jarra en las granjas-restaurante de la zona!!!), por eso me incliné a pedir uno, pero el Federspiel Loibner 2013 de Knoll me pareció muy plano. Espero que el que me traje a casa (un Smaragd Loibenberg 2012) esté mejor cuando lo catemos.
    Por cierto ¿has catado algún Blaufränkisch?
    Un saludo ;-)
    SILvia y ANtonio

  6. #7

    G-M.

    en respuesta a Silan
    Ver mensaje de Silan

    Pues creo que caté uno en Praga, un vino checo elaborado a partir de esa variedad, me ha querido sonar el nombre al leerlo, pero muy vagamente, no estoy muy seguro. Recuerdo que me agradó, pero no me preguntes más, hace ya muchos años.

    Por qué lo dices, porque te gusta?

  7. #8

    Silan

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Te lo preguntaba porque como te gusta la Grüner, he pensado que igual también conocías estos vinos austriacos. Es una variedad que en una enoteca de Viena me comentaron que era "la tinta más autóctona de Austria" y que tenía potencial de guarda, por lo que me traje un Wachtel Wiesler del 2011. Espero en unos años poder colgar un buen comentario.
    Saludos!

  8. #9

    G-M.

    en respuesta a Silan
    Ver mensaje de Silan

    Tomo nota, muchas gracias por la reco!!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar