Restaurante La Vinya del Senyor

Datos de La Vinya del Senyor
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
6.1 10
Servicio del vino:
7.2 10
Comida:
4.7 10
Entorno:
6.6 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Ciutat Vella (Barcelona)
Dirección: Plaza Santa María, 5
Código postal: 08003
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 22,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


19 Opiniones de La Vinya del Senyor

Da gusto disponer de un sitio como éste, en pleno born y rodeado de cultura, valorar éste lugar como un restaurante no seria adecuado, pero almenos las tapitas estan bien elaboradas, son lo que son no hay mas. El vino muy bien, disponer servicio a copas en esa terraza, es un gozo.

Totalmente de acuerdo con el comentario anterior. Supongo que los de la Vinya del Señor ya lo saben (primero fue su local del Born), ya que lo que venden es tener la preciosa iglesia de Santa María del Mar delante, las calles empedradas del Born, y una serie de bares y restauranes por la zona que hace que sea muy agradable estar por allí. El sitio es pequeño pero cuco, siempre lleno de gente y el servicio es bueno. Puedes pedir por copas o por botellas y no sé que es peor pues la "clavada" la tienes garantizada. Su cocina es prácticamente inexistente: quesos, longanizas y algún paté que yo recuerde. Ya que vas, mejor pedir en terraza (si hay sito claro) ya que puestos a que te cobren por lo menos que disfrutes de las vistas.

Es cierto, lugar para tomar un aperitivo y un buen vino por copas. Tapas decentes y buen servicio del vino, a buenos precios.Marco inmejorable.

Pequeño local situado en frente de la iglesia de Santa Maria del Mar, en plena Ciutat Vella.
Es para tapear y no es barato, y las tapas son de reducidas dimensiones. Para quedarte algo satisfecho tendrás que pedirte unas 4 raciones, eso sí, la materia prima es de primera. Pero para lo que se viene es para beber vino, que a un precio mas razonable que la comida, se puede tomar en algunas referencias por copas y bien servido. Además existe una gran diversidad de zonas y variedades que probar. Nosotros comimos unas gambas, unos quesos, una sobrasada con miel, secallona, aceitunas, patatas y unas croquetas buenísimas (y carisimas), todo con un cava Llopart Reserva Brut Nature. Todo por poco mas de 50 euros.

Local con encanto y de reducidas dimensiones en el corazón de Born. Tapas (comimos de tapas) en las que prima el producto por encima de la elaboración. Muy buena materia prima. Servicio joven y atento. Carta de vinos bastante variada a precios correctos. Servicio del vino básico, pero correcto y copas decentes (tomamos espumosos).

Coincido con los comentarios anteriores sobre el extenso surtido de vinos, el encanto y la buena situación del local, pero a mi parecer tendrian que cuidar un poco mas a los clientes, pues los camareros, a parte de que no son sumillers, ni entienden de vino, parece que van tan sobrados, que pueden permitirse el lujo de hacer esperar a alguien mas de 10 minutos para atenderle. Hace casi diez años que lo frecuento, y mi impresión es que cada vez van a peor. Hay mejores opciones por la zona, sin tanto "encanto".

En compañía de uno de los mejores cocineros de Castilla y León y de una extraordinaria Sumiller, a la altura de su belleza, visitamos el martes 11 de marzo el bar. Tomamos vino blanco, de la seca, bien servido en barra, aunque faltaba acercamiento al cliente por parte de los profesionales que servían en la barra.
El local está bien, pero un tanto incómodo cuando se llena de gente. Es un lugar envidiable por el marco incomparable de la Iglesia Gótica de Santa María.
Volveremos, sin duda.
Y recuerden el nombre de Luis Alberto Lera, que junto a su padre regentan el Mesón de Castroverde de Campos, con una cocina francamente excepcional, clásica e innovadora. Para mi fue un placer compartir con él y con su pareja unas copas de vino en La Vinya del Senyor.
Salvador Porqueras

Verdadera lástima lo que ha ocurrido con el paso de los años con éste bar de vinos (me refiero al de la Pza.Santa María). Antes todos los camareros eran verdaderos sumilleres, conocían los vinos que servían, les podías pedir recomendación, el trato era de gran amabilidad, la clientela era fiel, amante de los vinos. Todo esto ha desaparecido. La clientela es mayoritariamente turista extranjera, con lo cual no hay fidelidad; los camareros no son ni una sombra de los profesionales de hace unos años : caras agriadas, la mayoría no saben darte los detalles de cata de los vinos que ellos mismos sirven, poca profesionalidad en el servicio, incluso ha bajado ostensiblemente la calidad de las copas. Hasta tengo la impresión que la selección bisemanal de vinos por copas no es ni interesante ni trabajada, aparte de mucho más cara que antaño. Se acabó aquel precioso rincón en el Born, donde los aficionados disfrutábamos de una buen vino en compañia de unos sumilleres que nunca ahorraban una sonrisa ni un buen hacer profesional. Supongo que el dueño del local prefiere el dinero fácil y sin complicaciones de los turistas, que no suelen exigir más que un vino Rioja, y que se renuevan constantemente, sin generar fidelización ni ambiente de caras conocidas. Espero descubrir pronto a un sucesor de La Vinya del Senyor, porque para mi ya no es una digna vinoteca.

Definitivo, volvimos anoche con unos amigos, tuvimos suerte de poder disfrutar de una noche primaveral fantastica en las mesas de la terraza, pero
- la camarera vino a los 15 minutos aproximadamente.
- la botella de l’embruix que pedimos estaba caliente, y las copas recien sacadas del lavaplatos, mas calientes todavia
- la comida llego tarde y no tenian mas que un pan blanco de pueblo (antes tenian panecillos de cereales)
- la segunda botella, san roman, mas de lo mismo .. pero ahora con prisas, de hecho no nos querian traer la botella y el unico argumento fue que sin vino no nos ibamos a tomar la comida que esperabamos ...
- de la preparacion y conocimiento de los camareros ni rastro ..

una lastima, porque tienen un entorno muy bonito.

saludos

sobre los

Coincido ampliamente con wanderer, desde que llegue a barcelona hace ya 7 años que acudia al de santa maria del mar en el born, hasta hace aproximadamente un año y algo en el que he ido denotando una disminucion de la calidad/cantidad de sus tapas y del conocimiento de los camareros, de los que espero algo mas que que sepan servir una copa de vino. El entorno es exterior es magnifico en esta epoca pero el interior es complicado por su estrechez.

una lastima, pero quizas un clavo saque a otro clavo ..

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar