Restaurante Ansils en Anciles (Benasque)
  

Restaurante Ansils

6
Datos de Ansils
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
8.0 10
Servicio del vino:
7.3 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
9.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: entre semana en temporada baja

Teléfono

Restaurante Ansils Civet de Jabalí Ansils Magret de pato Ansils en Anciles (Benasque) Revuelto de la casa Restaurante en Anciles (Benasque) Tarta de chocolate Restaurante Ansils Manitas de cerdo Ansils Revuelto de Ansils

6 Opiniones de Ansils

Reservamos al mediodía para ir a cenar esa misma noche e hicimos bien ya que el restaurante se llenó prácticamente. El sitio es muy bonito ya que el pueblo de Anciles es muy acogedor todo en piedra con casonas con blasones muy bien conservadas. El restaurante se encuentra en la parte alta de una de estas casas y el salón es muy agradable y bien decorado con una música clásica de fondo muy agradable pero que solo disfrutamos pocos minutos.. Nos acomodaron en una mesa del fondo y cuando nosotros llegamos solo había una mesa de cuatro y otra mesa con una pareja con bebe incluido que nos estuvo amenizando la velada hasta que al cabo de media hora la madre tuvo la deferencia de sacar fuera el restaurante a la criatura. Si bien el restaurante se fue llenando y al lado nuestro acomodaron a otra pareja con niño de unos 2 -3 años que también amenizó el resto de la velada. En fin, que el agradable ambiente no resultó tal. No entiendo como acuden a ciertos restaurantes con niños que no saben comportarse ( y los padres tampoco..) .
Salvando este aspecto y una vez vista la carta de comida y vinos ( bastante completa esta última) pedimos la comanda y el vino (Nunc) y cuál es mi sorpresa cuando aparece el sumiller son la botella de vino abierta y me sirve para probar. Muy mal hecho por su parte pero también por la mía ya que no le dije nada. Ese feo detalle mas las armonías infantiles dieron al traste con la velada. Quizá por ello no voy a ser todo lo objetiva que quisiera pero transmitiré de la forma mas transparente lo que me pareció la comida.
Compartimos unos trigueros con jamón de pato. Anodinos ya que esperaba alguna elaboración y resultaron ser unos 6 espárragos a la plancha con unas lonchitas de jamón de pato al lado.
De segundos preferimos carne a la plancha y pedimos chuleta y entrecot. Carne buena pero nada que no se pueda encontrar en otros muchos sitios. El triste acompañamiento de la carne era media patata sin pelar hecha a la brasa (quizá cocida previamente). El tamaño de las carnes era simplemente normal y dado que no quisimos tomar mas entrantes “para reservarnos” , resulto que terminamos la cena con hambre.
Podíamos haber pedido postre pero la criatura de la mesa de al lado ya había perdido los modales por completo y las voces de madre e hijo ya era la única sintonía del local.
El lugar no deja de ser un local agradable ( si no hay lloros y gritos) con una comida normal. Pero el servicio del vino no tiene perdón y por cierto que me fije en las demás mesas y se repetia la operación en todas ellas.
He puntuado como "bueno" el entorno porque no tiene que penalizar al local el publico asistente..
En servicio del vino voy a subir la puntuacion de "malo" a "flojo" ya que la carta de vinos es correcta y necesitan mejorar el servicio del mismo

Por consejo de mi amigo Oscar Somontano, y aprovechando mi estancia por esos lares, acabé por rendirme al encanto de este restaurante; su entorno, su comida, su...en fín; todo.
Anciles bien merece una visita con calma. Pasear y disfrutar de cada esquinita y cada rincón de este precioso pueblecito, situado a tan sólo un kilómetro de Benasque. Y parece que nos perdemos en el tiempo y distancia de todo el bullicio del turismo invernal que ahora por ahí abunda.
El restaurante ya bien merece el contemplarlo: la vivenda, el comedor y, llegado el caso de que amemos realmente el vino, Javier Pardo, quién ejerce de sumiller y lleva todo con excelente temple y mano, nos obsequie con una visita a la sala donde está situada en la casa la bodega. Como se verá en la carta, extensísima: desde luego que imperan las referencias aragonesas ( Somontano, Cariñena, Campo de Borja...); pero también hay una buena (muy buena, diría yo) representación de otras D.O.'s ( Rioja, Ribera, Toro, Priorat, Cava...). Excelente en la zona.
En la comida, basada en la carta y en que éramos dos comensales, de primero optamos por el revuelto de la casa (bueno) para mí y unas migas para mi señora (más buenas). Luego en los segundos, civet de jabalí (para un servidor) bueno, aunque reconozco que lo encontré un poco salado. Y eso que yo a veces me paso...
Mi mujer eligió el magret de pato (lo más bueno, al punto. Riquísimo).
Total, que en el llantar, acertó mi mujer de nuevo. 2 a 0!!
No pedimos cafés. Los postres, muy ricos (perdóname, Javier. No los recuerdo ahora, pasado el tiempo) Acompañó la ocasión unos PX excelentes (detalle de la casa) y para la comida, no nos volvimos locos entre tanta referencia, y fuimos a lo seguro. Un excelente Viñas del Vero Secastilla 2005 en óptimas condiciones de consumo, muy rico. Pedimos un enfriador, eso sí, debido a la cercanía con el fuego a tierra y un radiadorcito que teníamos justo pegado en la mesa (anda que íbamos a pasar frío!!). Arreglado el problema y disfrutado el vino, sin contemplaciones.
No quiero dejar de pasar el buen hacer del servicio; atento y preocupado en no descuidarse de los detalles.

Gracias Javier, por todo lo disfrutado y todas las atenciones.
Imprescindible en Benasque.

  • Civet de Jabalí

  • Magret de pato

  • Revuelto de la casa

Visita obligada a este restaurante después de leer sendos comentarios y francamente valió la pena. Desde fuera no da la sensación de un restaurante de categoría pero una vez dentro las cosas cambian. Agradable música de fondo, bonita decoración, buena separación de mesas, bonita mantelería y buena amabilidad. Destacar que la carta no es muy extensa pero es variada con platos típicos de la zona, abundan las carnes y escasea el pescado solo podemos encontrar el bacalao. De primero nos decantamos por el revuelto de la casa y los espárragos y de segundo el civet de jabalí y manitas de cerdo todos los platos muy bien decorados y de una muy buena calidad, para acompañar esta comida primero escogimos un vino tinto Idrias de Sévil de bodegas sierra de guara DO SOMONTANO muy bueno gran descubrimiento y como segunda elección el tinto marboré de bodegas pirineos también rico aunque con una peor RCP. Respecto al postre destacan las tartas, tanto de manzana como de chocolate. Recomendable lugar con una muy buena cocina y una excelente RCP.

  • Tarta de chocolate

  • Manitas de cerdo

  • Revuelto de Ansils

Comida tradicional
Recao: Cocido típico de la zona
Manitas de cerdo con almejas, pura delicia
Tarta de cebolla
Etc, Etc
Y por si fuera esto poco """207""" referencias en la carta de vinos desde 12€ en un Somontano a Tropecientos € de los más afamados .
El servicio una delicia y el vino mimado. No en vano tienen el 2º clasificado el el gran premio nariz de oro sumiller 2000

En medio de uno de los pueblos más bonitos de la geografía,un local magnífico.
La sala es cálida,el personal al igual y la cocina acompaña todo el entorno.
Para mi,el mejor de la zona con diferencia.Comida del valle,caza,"Recao de Ansils",una perdiz con setas de llorar, contundente jabalí.Buenos postres.
En cuestión de bodega dejaros aconsejar por Javier,no fallará.
Excelente R.C.P

Restaurante de decoración modernista, en un pueblo de los más encantadores del valle de Benasque.
Tiene una carta con más de 220 referencias. El restaurante cuenta con una bodega muy coqueta que se puede visitar, y que javier muestra con mucho gusto.La cocina tradicional, caza y platos típicos del valle a la altura del local y del servicio por el vino..

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar