Restaurante Casa Salvador: Lamentable


Tras años sin visitar Casa Salvador, este domingo he vuelto con mi pareja, y hemos abandonado el local jurándonos que jamás volveremos. Caro y malo. 80 euros por unos mejillones, una paella de pollo y conejo para dos, un solo postre y un Enrique Mendoza blanco me parece abusivo. Lo pagas a gusto, o al menos no tan a disgusto, si comes bien. Pero la paella era sencillamente impresentable, con un arroz que no sabía a nada, verduras quemadas y poco o nada frescas, y lo peor: cuatro piezas enormes de pechuga mal cortada y una miserable pata de conejo. Ni muslo, ni alitas, no costillas de conejo... No sé si se les había acabado la carne, o es que también están de recortes, pero ni en cafeterías para guiris he visto paellas peor presentadas. Y los caracoles tan insípidos como duros, apenas descongelados. Pagar 36 euros por tan penosa paella para dos me parece una barbaridad. El resto (mejillones y postre de calabaza), estaban correctos.Los precios de los vinos, altos. El servicio también correcto. Lo curioso es que el propio Salvador Gascó, que creo que se percató de que la paella no era de nuestra agrado, nos preguntó si estaba buena, y educadamente le dijimos que no. No pareció muy contrariado, ni tuvo el detalle de invitar a un chupito o algo así para agradar a un cliente descontento. Claro que viendo lo que ocurría en mesas contiguas (en al menos dos se hablaba de lo malo que estaba el arroz) no ganaría para invitar a chupitos. Una pena, semejante entorno merece más cuidado al cocinar arroz.

  1. #1

    Abreunvinito

    Pues sí que ha cambiado la cocina.
    El precio no cambia porque se paga alto cualquier arroz pro al menos cuando estuve hace poco más de un año como habrás visto, la comida y raciones fueron más que correctas.
    ¿Nuevos en cocina? Pues es una forma de fundir el negocio si no cuidas a los que en cocina lo hacen bien.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar