Restaurante Lágrimas negras: A nivel de diseño el restaurante no me ha gustado, techos muy altos que


A nivel de diseño el restaurante no me ha gustado, techos muy altos que aumentan considerablemente el nivel sonor de la sala y entorno frio. Luego deciros que reserve por telefono a las 22h30, llegamos puntuales y cuando nos decantamos por el Menu Degustacíon, nos dicen que la cocina cierra a las 23h y que a partir de las 22h-22h30 no sirven menus... Nos pareció un escandalo y se lo hicimos saber, por lo menos hubieran tenido que avisarnos por tel y en un restaurante de hotel 5*GL en Madrid no entiendo como una cocina puede cerrar tan pronto!! Por lo que pedimos unas cigalas, bogavante, vieiras, ensalada de ventresca de atun, lo mejor las vieiras que salieron sobresaliente y lo demas mucho mas normal incluso soso. Luego pedimos 2 lomos de Wagyu (el Kobe extranjero) y 1 presa iberica, los lomos muy normalitos, la presa muy buena y la recomiendo para los que quieren pedir carne. (lomo 55€!! y la presa 29€)Los postres los tuvimos que pedir al principio y se olvidaron del mio,fueron correctos pero sin mas (12€). Para mi el unico punto fuerte es el Sumiller, Oscar si me acuerdo bien, nos recomiendo un vino Australiano, el Torbreck Juveniles (51€) muy bueno me recordo algunos vinos del Rodano pero con un toque mas exotico, mas especiado, lo decanto y realmente nos gusto mucho.
Por la comida no perfecta, el servicio atento pero de mala fe (para el tema del menu y de mi postre) el diseño demasiado frio, y los precios muy elevados, no volvere a este restaurante!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar