Restaurante Hostal Colomí

Datos de Hostal Colomí
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
6.2 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Tarragona
Localidad: Santa Coloma de Queralt
Dirección: Raval de Jesús 10
Código postal: 43420
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 13,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Hostal Colomí

Hacía al menos dos años que no visitábamos este clásico de Santa Coloma de Queralt. Era sábado y decidimos pasar el día fuera de Barcelona y aprovechar para aprovisionarnos de unas tartas tipo SARA (mantequilla y almendra) que hace una pastelería artesana en la plaza mayor del pueblo y que son espectaculares, además de algún embutido artesanal también.
Reservamos por teléfono a media mañana y a las 13:45 estábamos dispuestos a comer. Al ser sábado no preguntamos por el menú y nos dejamos guiar por la recomendación de una de las hermanas propietarias que lleva la sala. Y que bien nos recomendó.
Nos sirvieron un pequeño aperitivo, tartar de salmón, y en una de las pasadas de la señora nos obsequió con un pincho de boquerón que envolvía una fresa de muy buen contraste.
De primero compartimos unos caracoles en salsa. Bien.
De segundo mi esposa pidió un bacalao con sanfaina. ESPECTACULAR. Un buen trozo de morro de bacalao, de unos 8 centímetros de altura, perfectamente frito sobre un lecho de verduras y acompañado de una especie de mermelada de tomate, cubierto por un espeso bosque de puerro fileteado y frito. Somos consumidores habituales de bacalao y lo pondría entre los más acertados que hemos comido en nuestra vida.
Por mi parte me dejé aconsejar con unos ceps con foie y huevo frito, acompañado de unas patatas fritas (auténticas patatas). Plato espectacular y abundante.
Con estos platos ya contundentes, de postre compartimos una "orelleta" salpicada de chinchón que culminó una comida que recordaremos.
Del tema bebidas nos limitamos a tomar el vino blanco y tinto de la casa que sirven en porrones en la mesa. Cuidado con estos vinos, deben tener más graduación de lo que aparentan, y precisas un buen paseo para despejar sus efectos.
Otro tema atractivo es la puesta en escena del restaurante y sus componentes. Las hermanas propietarias son muy amables y eficientes. Junto con el servicio, recuerdan por su forma de hablar y actuar, los arquetipos reflejados por un grupo teatral muy conocido en Catalunya que es La Cubana.
Total, comida inolvidable, bien servida y con una relación calidad precio sorprendente. (2 Pax = 61,56 €)

Hemos comido este mediodía menú a 13€ persona.
Hemos entrado casi de casualidad, y qué bien hemos comido. En el menú tienes multitud de Opciones a escoger, además de platos fuera Menú. El comedor en cuestión es agradable, cómodo y llevado con maestría y profesionalidad por una señora muy amable/agradable.De primero he tomado Carn d´Olla (rica y abundante), y de segundo rabo al Chocolate (muy bien, aunque seguramente le faltaba mayor espesura). En los segundos tienes carne a la brasa a escoger. De postre pastel de queso (industrial, y poco saborido).
Cambio de cubiertos en todos los casos.
El vino de Menú se presenta en dos porrons, uno de Vino blanco sencillito y ácido y otro de Tinto con buen nivel (leve dulzor, agradable, tanino arrejuntado...)
No he mirado la Carta de Vinos, pero la mesa de al lado que se estaba dado un homenaje tomaron Cábrida y Pintia (en sus adecuadas copas)
Volveremos Segurísimo.

Fuí a comer con mi esposa y unos amigos,los entrantes muy buenos y la comida mejor,mi esposa tiene un by-pass gastrico y ha sido la primera vez que se ha "arrepentido" de la operación.
Cómo he dicho la comída buena y un buen servício son el broche final para una buena mañana.

A este restaurante acudo dos veces cada año, desde hace bastante tiempo. Es nuestra escala entre viaje de vacaciones, para ir tomando distancias. Y nunca nos ha defraudado. Productos de estupenda calidad con buenas elaboraciones -ay, el micuit con una copita de sauternes, o el entrecot con foie- y servicio ágil y competente. Pero según cuando reservar y llegar pronto ya que se llena, al menos al mediodía que es lo que conozco.

El grupo formado por 14 personas nos hemos presentado a la hora ya reservada, encontrando la mesa a punto en el 1er. piso del restaurante de este hostal, El comedor amplio y sin agobio entre los demás comensales. De 1º un pica-pica de unos 10 platos, frios y calientes, y abundantes, y el 2º a escoger de la carta, servido sin esperas por un servicio impecable, atento y muy profesional, y tratándose tanto de pescados como de carnes a la brasa, cuya materia prima es de calidad excelente. El vino servido en copas altas, correctas, ha sido el "Solimar" 2003, crianza, de De Muller, D.0.Tarragona, perfecto para toda la comida. La carta de vinos, con 85 referencias, es lo suficiente apta para satisfacer los paladares más exigentes. No tienen carta de aguas. Recomendable para grupos por la buena RCP. Permiten fumar en el 1er. piso. Volveremos.

Restaurante de corte familiar con las hermanas Camps al frente, local cómodo aunque siempre se llena sobre todo a medio día y es normal, ya que el menú que ofrecen por 11€, solo laborables, es de lo mejor que he probado, platos típicos catalanes con segundos a base de brasa y estofados como galtas y fricando, todo con una elaboración excelente y un servicio mas que correcto y muy familiar. Respecto a la carta y servicio de vino no opino ya que en mis visitas a este restaurante disfruto del vino de la casa de la D.O Conca de Barberà
No permiten fumar

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar