Restaurante Bergamonte: Bastante aceptable


Hacia 5 años que no acudía a la barraca de bergamonte, me sorprendió el trato te sientes como en casa aunque no seas fijo, yo pedí el chuleton para dos personas a la piedra y la verdad me sorprendió gratamente la calidad de la materia prima. Las cocochas muy recomendables el resto de la mesa se conformo con la cazuela individual de arroz al horno, que al parecer estaba muy buena, para compartir el bastón de pan y las típicas tapas de la tierra, pero a mi humilde parecer no merecen la pena ser nombradas, carta de vinos corta pero respetando los precios.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar