Restaurante Bergamonte: Decepcionante


Estuvimos el domingo aprovechando una visita a la Pobla de Farnals. Cuando entras, pese a que tiene demasiado "puntazo polideportivo" para mi gusto, el olor a paella valenciana te abre el apetito. Y precisamente quiero pensar que ese fue nuestro error, el no haber reservado, como llaman en su carta, la "genuina paella valenciana". Pedimos varias tapas: ensalada cristina (buena), calamares (aceptables, no se pasaban), y anchoas (muy buenas). El pan demasiado aceitoso, y no de un aceite excelente. El plato principal fue una indigesta paella de bogavante. En nuestra opinión bogavante "desaborío", no tenía ninguna sustancia ese bogavante entero y bien abierto, casi listo para comer, en una paella de un dedo de arroz pasado, muy aceitoso (cuesta menos limpiar la paella), y con calamares que no era necesario masticar. Los postres: strudel templado con helado de mantecado (bueno), y crema helada de naranja (no acertado el punto amargo, más bien agrio). Creo que fueron 60€ por persona, pero añadir café, vino, licor... Estuvimos en la terraza que linda con la entrada al restaurante, muy agradable a la par que atestada. No volveremos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar