Restaurante Canela y Clavo

12
Datos de Canela y Clavo
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
7.2 10
Servicio del vino:
6.8 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


12 Opiniones de Canela y Clavo

Nos decidimos por este lugar ya que habíamos estado muchas veces y nos había gustado.
Hoy, sin embargo, se ha producido una situación bastante desagradable. Éramos 4 personas y hemos pedido medio bocadillo para cada una. Antes de hacer el pedido, hemos preguntado al camarero si esto se podía hacer y nos ha contestado "Si alguien dice algo, yo no sé nada"; suponemos que quería decir que esto no se podía hacer ahora en la feria, pero él hacía la vista gorda. Con los bocadillos en la mesa, y casi ya terminando de desayunar, ha venido otro camarero, acompañado del que nos ha servido en un principio y el propietario del establecimiento y nos han dicho textualmente: "Tienen que pedir dos bocadillos más, esto que están haciendo no se puede hacer". Claro, nosotros, como en un principio ya habíamos dicho que queríamos medio bocadillo y nos lo habían confirmado, nos hemos quedado desagradablemente sorprendidos. Al final, no nos han hecho menú de feria y nos han cobrado las bebidas aparte (para compensar con el precio), es decir, hemos pagado 23,90 por todo y, con menú de feria hubiera sido 34 euros. Todo esto por 10 euros de diferencia (que se supone que han perdido con nosotros). Nos han hecho pasar un momento muy incómodo: el dueño y 2 camareros, y una conversación muy poco cuidada para clientela fiel, pero que, después de esto vamos a pensárnoslo dos veces antes de volver.

Ens vam decidir per aquest lloc ja que havíem estat moltes vegades i ens havia agradat.

Hui, no obstant, hem tingut una situació bastant desagradable. Érem 4 persones i hem demanat mig entrepà per a cadascú. Abans de fer la comanda, hem preguntat al cambrer si això es podia fer i ens ha contestat “Si algú diu alguna cosa, jo no sé res”, suposem que volia dir, que això no es podia fer ara a la fira, però ell feia la vista grossa. Amb els entrepans a la taula, i quasi ja acabant d'esmorzar, ha vingut un altre cambrer, acompanyat del que ens ha servit en un principi i el propietari de l'establiment i ens han dit textualment “Heu de demanar dos entrepans més, això que esteu fent no es pot fer”. Clar, nosaltres, com que en un principi ja havíem dit que volíem mig entrepà i ens ho havien confirmat, ens hem quedat desagradablement sorpresos. Al final, no ens han fet menú de fira i ens han cobrat les begudes a part (per compensar amb el preu), és a dir, hem pagat 23,90 per tot i, amb menú de fira hagués sigut 34 euros. Tot això per 10 euros de diferència (que se suposa que han perdut amb nosaltres). Ens han fet passar un moment molt incòmode: el cap i 2 cambrers, i una conversa molt poc cuidada per a clientela fidel, però que, després d'açò ens pensarem dues vegades si hi tornem.

Ubicado en la misma alameda de la ciudad, con una buenas instalaciones y correctamente mantenidas, este restaurante me ha hecho disfrutar con su menú ejecutivo de un buen llantar.

17 euros más bebida, precio razonable, ofrece una calidad y preparación de los grandes, con requiebros culinarios muy interesates y raciones abundantes.

Muy recomendable.

Restaurante de cocina mediterránea que aprovecha productos frescos de mercado para internarse en campos creativos pero controlados.

Tiene una decoración entre moderna y acogedora (además reciclan, dado que aprovechan los platos rotos para hacer cuadros je,je) local muy tranquilo y de magnífica acústica.

Con muy buena relación calidad precio tanto el menú ejecutivo como el de degustación y así que yo recuerde:

Consomé de huevo y pichón, tapa currada
Capellini de setas: muy rico y ligero muy buen primero.
Arroz de costilla ibérica, plato algo conservador pero de buen resultado.
Magret de pato asado con café, mezcla curiosa.
De postres había un bizcocho de orxata normalito pero también probamos un tofee con chocolate y espuma de café bastante sabroso.

En fin, una opción sin aristas que aunque no tiene ningún punto extraordinario cumple bien sin tener ningún fallo destacable.

Ubicado en los bajos de la Casa Botella, bonita casa de estilo modernista en color verde sita en la céntrica Alameda Jaime I. Techos altos, decoración moderna, sin estridencias, el conjunto final consigue un ambiente muy agradable. Dispone de barra, terraza y dos comedores. Buena música ambiente y buena separación entre las mesas, que están elegantemente vestidas con manteles de lino.

Al frente de la cocina encontramos a Ángel Fita, que propone una cocina de mercado basada en la bondad de los productos con la que se elabora, aunque también en algunas elaboraciones propone una gastronomía de estilo creativo. Ofrece un “micro-menú” de lunes a viernes por 10 euros, todos los días, un menú ejecutivo o de fin de semana, consistente en una tapa, y elegir siempre entre dos opciones, un entrante, un principal y un postre, todo ellos por 16.50 euros y también un menú degustación por 38 euros que comprende: un aperitivo, cuatro platos y dos postres. Evidentemente también es posible elegir entre la amplia oferta de la carta, la cual se estructura en: entrantes, mariscos, ensaladas, arroces, carnes, pescados y postres. La vajilla y cubertería funcional. El servicio es atento, simpático, dispuesto y profesional.

En cuanto al vino, podemos elegir entre unas ochenta referencias, sin especificar las añadas, organizadas por D.O.’s y luego por tipos, con bastantes opciones interesantes, a precios de tienda por 1.60. Tan sólo un vino tranquilo internacional, un Riesling de Mosela: Schmitges 2010 (que curiosamente fue nuestra opción). Cristalería adecuada y buen servicio del vino: adecuada temperatura, muestra, prueba, relleno, etc.

Nuestra experiencia fue en el almuerzo y nos decantamos por el Menú ejecutivo en el que ofrecían:
• Tapa: granizado de coca cola, con pan de especias y espuma de foie.
• Entrantes a elegir entre:
o Canelones de pato y foie gras con parmesano.
o Verduras salteadas con gamba roja de Denia.

• Principal a elegir entre:
o Arroz caldoso de marisco.
o Taco de ternera.
• Postres a elegir entre dos:
o Sopa de frutos rojos con chocolate
o Chocolate fluido.

Todo muy bien cocinado, servido y bien presentado. Destacar la selección de originales y buenos panes, hasta cinco distintos que nos ofrecieron (2 euros por persona): pan de tomate, de maíz, de semillas, de aceitunas, etc. Con un café y la mencionada botella de Schmitges 2010, la factura ascendió a 66.20 euros.

Muy recomendable.

Hace 2 semanas estuvimos comiendo en este restaurante, no lo habíamos planeado, caímos de casualidad. Nos encontramos un sitio agradable, el trato de los camareros muy bien, solo que se les notaba un poco novatos.
La comida muy rica a excepción del entrecot que me pedí, que no estaba a la altura de los entrantes y demás platos. Carne dura y a pesar de pedirme el punto de cocción, se les pasó muchísimo.
Los postres geniales, te sorprenden. Tomamos uno cuyo nombre no recuerdo pero que era de Gin Tonic: gelatina, gajos de pomelo y naranja, helado de gin, en fin, muy agradable la combinación.
En resúmen, lo recomiendo, es para volver.

Saludos!

Hacia tiempo que lo descubrí pero sigue en su linea.Cocina mas que aceptable a precios aceptables.Se puede tomar en la barra o en las mesas de ella la misma comida que en la sala.Tapas rotundas.Carnes excelentes(comí una que se llama Pluma iberica (hermana del secreto)francamente bien hecha y riquisima.Carta de vinos completa en la que no falta casi nada.Servicio muy diligente y agradable.Centro de Xátiva. Hay quien dé más?.Para volver cada vez que vaya a La Costera.

Estuvimos con un grupo de entendidos de vinos y nos ha sorprendido muy agradablemente la comida: original y de muy buena calidad. Vinos interesantes, después de insistir un tanto.
Servicio excelente por un lado, malo de otro lado (una serviente con cara de tormenta).

Interesante opción en pleno centro de Xàtiva. Decoración moderna, buen servicio, buenas materias primas y un menú de mediodía rentable. Correcta carta de vinos.

Opté por una lubina muy bien cocinada y presentada. La carta tenía buena pinta.

Para repetir si vuelvo por la zona.

Bonito restaurante, decoración moderna, amplitud de espacio y mesas, servicio muy esmerado.
La carta bien equilibrada, con platos de cocina moderna bastante elaborados, ofrecen una entrada premiada en el concurso de pinxos de M. Berasategui, en noviembre 2006, carpacho de galera con gel de tomate seco y apio. Opiniones para todos los gustos.
La carta de vinos no es muy extensa, aunque tiene algunas cosas interesantes, cuando no se les ha acabado. Tomamos Rafael Cambra C. suavignon+C. franc
El precio bien, ni barato ni caro, me pareció equilibrado, media de 35 € por persona. Nota 8.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar