Cria fama...

Comida de trabajo para 4 personas. Estaba lleno hasta la bandera. El local es precioso y las mesas estan primorosamente preparadas. El servicio de camareras y sumiller es atento y constante excepto para rellenar las copas de vino. Pedimos un Belondrade&Lurton a 40 euros que se quedó un tercio de botella porque llegaron los segundos y pasamos al tieno ( REgajal a 25 €). Nos tuvieron con solo una copa de vino blanco todos los aperitivos.. Imperdonable que las 4 copas estuvieran vacias y no se percataran.
La comida bien presentada y buena calidad pero con fallos inadmisibles en un restaurante que pagas casi 100 euros por persona ( o mas.. no vi la nota).
Entrantes:
- croquetas de fabada: la masa era cemento armado
- Alcahofas en aceite: buenas
- anchoas: buenas
Segundos:
- Solomillo: bien sin mas
- Rodaballo: reducida racion que comentaron que estaba seco
- San Pedro: nos lo pusieron demasiado cocinado tambien y estaba sequisimo. La racion era mas abundante .

Quesos asturianos: nos pusieron 8 y recuerdo solo: afoga el pitu, laperal, cabrales.. Muy buenos pero tambien para que trajeran pan estuvimos esperando 10 minutos.
Cafes con tejas de almendra por cortesia de la casa. GT's de Schweppes servidos muy normalmente con Bulldog, GVine y Martin MIller. Tienen buen surtido de ginebras pero no se esmeran en la preparacion.

En resumen, para una comida de trabajo que no pagas tú esta bastante bien porque es selecto y la comida hay para todos los gustos. Creo que la fabada merece la pena pero creo recordar que el plato cuesta 22 euros..

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar