Bien sin enamorar

Restaurante ya descrito, acudimos dando un paseo por la zona buscábamos el restaurante Lavoca que no encontramos y de las alternativas en la zona elegimos este, local descrito en comentarios anteriores, tomamos
Zamburiñas, rollitos de carabineros, ensalada verde de cigalitas para compartir, todo bueno regado con un capellanía, aquí empiezan los problemas excesivamente frió y nos lo ponen en una cubitera fuera de mi alcance…estuve tentado varias veces de levantarme y coger la botella, ya que no tenia liquido en la copa, además cabreo cuando ves que a otras mesas les están rellenando constantemente y a uno ni caso… cuando el sumiller una de las veces nos rellena las copas, le indico que la rellena más y que este vino no tiene que estar tan frió, pero ni caso…de postre tarta rosita y un sorbete.
Todo bueno pero los detalles del servicio no me convencen .

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar