Restaurante L'olivé: El restaurante l’Olivé es, desde mi punto de vista, uno de aquellos


El restaurante l’Olivé es, desde mi punto de vista, uno de aquellos restaurantes que, gracias a tiempos pasados que fueron mejores, ocupa dentro del panorama gastronómico barcelonés una posición que no le corresponde y no merece. Me explico: el local, bien decorado y con un cierto buen gusto, se encuentra dentro de una línea que a día de hoy ya ha sido sobradamente igualada y superada por locales con muchas menos pretensiones; los platos, bien elaborados y con una buena materia prima, son absolutamente deficientes en la presentación; los postres, de precios que oscilan entre los 6 y los 10 €, son del todo mejorables -en presentación y elaboración-; la carta de vinos, correcta pero breve y trufada de tópicos y lugares comunes; los aperitivos, si bien son correctos, sorprenden en la cuenta final con un precio inmerecido; el servico, aunque atento, no es todo lo profesional que debería ser; la cubertería, cristalería, etc., funcional y para de contar..
En definitiva, l’Olivé sería un excelente restaurante si la cuenta final se redujera a la mitad de la que en realidad resulta -es decir, de 60 a 80 €. en lugar de 130 € por dos personas que he pagado-.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar