Restaurante Rincón de Pepe (Hosteria) en Murcia

Restaurante Rincón de Pepe (Hosteria)

Datos de Rincón de Pepe (Hosteria)
Precio Medio:
39 €
Valoración Media:
7.2 10
Servicio del vino:
6.7 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
7.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Murcia
Localidad: Murcia
Dirección: Apóstoles, 34
Código postal: 30001
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


15 Opiniones de Rincón de Pepe (Hosteria)

Un clásico en Murcia con buena materia prima.

De entrante:

* Pulpo de roca a la brasa (correcto).
* Ensalada de bogavante (caro el precio 20 € el plato, para tan poco crustáceo entre el follaje de la ensalada).

Plato principal: Steak tartar (buena elaboración con buena carne).

Postre: Tarta de manzana, tipo Strudel.

Cerveza y vino crianza 2013 Cepa Gavilán.

  • Steak tartar

Después de varios años sin pasar por mi tierra he vuelto al clásico Restaurante Rincón de Pepe.
para empezar estuvimos en la nueva barra tomando unas tapas, yo la recordaba distinta, más oscura y cerrada, nos comentaron que hicieron reforma el año pasado con el fin de integrar la barra en la plaza, el pulpo exquisito, un boquerón con jamón y pimiento del piquillo rebozado (buenísimo),y unas berenjenas a la crema, todo un clásico del Rincón que terminaron de abrirnos el apetito.
En el Restaurante me llevé una grata sorpresa, han reformado el salón, conservan los salones privados de siempre, pero han llevado a cabo una reforma con estilo, hay una pared jardín, y una luz muy agradable.
comimos de maravilla! Jarrete de ternera, jugoso y exquisito.
de postre leche frita con helado.
Lo recomiendo para todo aquél que vaya a Murcia y para los murcianos que no lo conozcan!

El Rincon de Pepe en Murcia mantiene la calidad de siempre. El ambiente es muy agradable. El trato personalizado y amable. La calidad de los productos y su cocción excelentes. El precio no es desorbitado. Estuvimos el sábado 27 de abril de 2013 a cenar. Cuatro personas. Dos entradas (ensalada Rincón de Pepe y calamar fresco a la plancha) y cada uno un plato (merluza, steak tartare, solomillo de buey y chuletitas de lechal) Excelentes los 4. En especial el steak tartar. Los postres (sorbete de limón, sorbete de frutos rojos, tarta de limón y coulant de chocolate) perfectos. Con dos botellas de agua y un rioja medio salimos a 40 euros por persona. Aceptable a la luz de la calidad.
Fallos: algún plato de la carta no lo tenían (ad ex.: el foie) y no lo advirtieron hasta que lo pedimos. Tampoco tenían el vino que pedimos de la carta (aunque nos ofrecieron una alternativa parecida) y se equivocaron en la ensalada que pedimo (algo no propio d eun restaurante de este nivel) No obstante, fueron amables y el resultado fue bueno. Recomendable.

Tras una larga temporada sin volver, unos amigos nos recomendaron con gran entusiasmo que probaramos lo que para ellos era un cambio sustancial en este establecimiento. No nos defraudó en absoluto, calidad excelsa en la materia prima, delicada presentación y buenas raciones, exquisitos los pescados, una carta con produtos muy de la tierra. Que decir de la sala, un entorno privilegiado, como no hay otro en Murcia, acogedor y elegante al tiempo, muy ambientado tambien, cosa complicada en estos tiempos.
Por último recomendar a todos los que nos apasiona y es nuestro mayor hobby el comer bien, sus habituales jornadas gastronomicas, una relación calidad-precio excepcional.
Para repetir sin duda.

Nos acecamos hasta la barra del Rincón. Para probar la cocina que en estos momentos practica Nicolás Aguilar.
Me sorprende que un local con el nivel culinario, hintórico y con un gran peso en la ciudad, no consiga consolidarse como debería. Los cambios pueden ser buenos o malos, eso el tiempo lo dirá. Pero no cabe duda de que el peso de ser "El Rincón" debe ser muy meditado por el equipo directivo.
Desigual carta de vinos, sobre todo en el aspecto de los blancos, donde hay pocas referencias. Y algunas de las que se muestran no se tienen. Alguan sopresa en los tintos, como ese Vetus de la D.O Toro, 27,50 € en carta (9/12€ en tiendas especializadas), algo subido de precio.
Muchas cosas probadas. Desde unas almejas de carril con ajo y piñones a unos ¿rollitos de salmón?. De un rodaballo con verduritas algo hospitalario, hasta unos tigres o unos caballitos.
¿Sensación?, que hay que trabajar bastante más.
Hoy, el legendario servicio de éste local, parecía atropellado, con prisas. No correspondiendose con lo que viene a ser habitual.
Creo que deben de reflexionar un poco y tomar impulso para volver a situarse donde deberían estar.

Vicente Verthe, dirige desde hace tres años las cocinas de esta institución, y ha optado, debe ser que la casa obliga, a una cocina clásica de maneras, elegante, muy acertada en los puntos de cocción.
Nos ofeció una cena con dos platos (aunque como aperitivpo unas estupendas ga,mbas rojas apenas calientes), una bacalao con una cocción muy acertada y una salsa donde entre un fondo clorofílico aparecían destelleos de buey de mar. Bien.
Un cochinillo deshuesado sobre una patata con huevo, ténicamente muy bien pero en el estómago, esa noche, a los dos comensales que eramos, resultó una bomba.
Limpios los postres. unas fresas con nata ligeras y frescas, y un coulant de caramelo con helado de turrón. Demasiado potente para la noche de junio murciana.
El servico siempre es elegante y acogedro en este establecimiento.
Para beber uno hermanos lurtón y unas copas de tinto, creo recordar un torrontés?.
Me parece que es un local a seguir. Pero había que pedir a la dirección de la empresa que dejen un poco de magna ancha al cocinero. Seguro que sabe jugar a tradición y modernidad en su justa medida.
No puedo dar el precio ya que esa noche fuí invitado

Hace tiempo que no pasabamos por alli. Al llegar nos acomodaron en una mesa junto al jardín vertical (nunca había visto uno en el interior de un restaurante),es de lo más original,había un ambiente muy acogedor.El servicio impecable (como siempre),los camareros muy atentos a nosotros durante toda la comida. Nos dieron la carta, comida típica murciana y raciones bien abundantes, todo buenísimo y lo mejor de todo la cuenta, muy asequible!!!
Tiene también la barra que es más de tapeo y está en el centro y con parking gratuito.

La barra del rincón, lunes,poca gente. Vamos a comer el menú del día. Precio excelente, 15 € bebida no inlcuida.
Pero la felicidad queda ahí. En los títulos. Una ensalada de bonito escabechado reseco. Un guiso de garbanzos y bacalao con poco sabor, y finalmente un poco de cordero, con base de trigo, seco sequísimo el cordero, insulso y soso el trigo. De postre minúscula bola de turrón con dulce de pan.
Una pena, porque ccinar sin cariño, aunque sea para el menú del día, hace que se salga del mítico establecimiento con la sensación de haber comido mal.
Una pena.

El de toda la vida, nunca fallas cuando decides comer ó cenar en éste restaurante. Debo admitir que con el cambio de cocina/cocinero, para la gente de la zona el comentario generalizado es un venido a menos, ó bien hoy en día hay otros restaurantes tan buenos y más económicos. Personalmente comía muy bien hace años y sigo comiendo extraordinariamente bien en la actualidad, por lo que recomiendo su visita. La bodega es bastante amplia con buenos caldos donde elegir, y en cuestión de comidas, bien sea sus arroces, carnes, pescados, mariscos y postres, saldras totalmente satisfecho. Recomendado

La verdad es que es un local acogedor,nosotros comimos en lo que llaman la barra que es un pequeño comedor junto al grande, con un menú de día excelente, además de una gran cantidad de platos de carta. buen servicio y profesionalidad, cuando trabajo en Murcia es mi elección y nunca falla

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar