Restaurante Viridiana: Disfrute en estado puro.


Hacía mucho tiempo que no visitábamos Viridiana, pero la experiencia positiva de un amigo días atrás nos recordó este restaurante, sin duda uno de nuestros preferidos de Madrid.

El local está dividido en dos plantas: la de arriba de iluminación tenue , y la de abajo quizás algo más íntima. Paredes amarillas, cuadros y motivos que recuerdan las películas de Buñuel en las paredes, y velas en las mesas. No es la séptima maravilla pero está bien. Además hay un clima relajado y acogedor, raro en los restaurantes punteros. Buen ambiente, clientela más joven de lo que cabría esperar en un sitio así.

La cocina de Abraham García es técnica aunque no vanguardista (nada de espumas, aires, deconstrucciones o nitrógeno líquido), es creativa pero sin fuegos de artificio, se fundamenta en la calidad de las materias primas, y fue una de las pioneras (o la pionera) de la fusión, ese concepto que parece inventado hace cuatro días y que aquí lleva más de treinta años.

La carta cambia con frecuencia aunque siempre se pueden encontrar clásicos como el foie o los huevos con trufa. Los platos se pueden pedir para compartir y salen ya repartidos de la cocina. Si se tiene buen apetito, puede solicitarse el menú degustación (no viene en la carta y no lo sirven siempre). Esta fue nuestra opción.

Empezamos con dos aperitivos con entidad (y cantidad) de entrantes: Crema de chirivías (con chirivías, caldo de ave y brotes de hinojo), estupendo para empezar. Luego, Alubias estofadas, con cangrejo real y especias estilo cajún, es decir una interpretación del gumbo de Nueva Orleans, decididamente delicioso, con el picante justo.

Como entrantes:
Foie de pato micuit al humo de arce, sobre brioche de vainilla, y chutney (un foie de los de verdad, de los que hicieron al hígado de pato un producto de lujo, tan lejos de esos foies tan insípidos que se estilan ahora). Este plato lo acompañan por una copita de Sauternes.
Tiradito de pulpo, con los “acompañantes del ceviche”, plato fresco y sofisticado.
Quesadillas rellenas de habitas catalanas, con queso de Oaxaca, con mole poblano: un plato sobresaliente, sabroso, con el contraste del chocolate (en el mole) y unas habitas tiernas y deliciosas.
Huevo de corral en sartén con mousse de boletus edulis y trufa (tuber mealanosporum) rallada en el momento: plato clásico e imprescindible de Viridiana

Pescado:
Carabinero a la parrilla con papada de ibérico confitada, batata asada y mojo rojo: un mar y montaña equilibrado, con una calidad excepcional en los productos.

Carne:
Salteado de Vaca con boletus: pura mantequilla la carne, muy sabrosa.

Postres:
Sorbete de piña (con sabor a piña natural), perfecto como cortante.
Helado de yogur griego al Pedro Ximénez y membrillo, realmente estupendo
Panna cotta de leche de oveja laxa infusionada con hojas de higuera, posiblemente el mejor de los postres.
Postre de los tres chocolates, que estando muy bueno, nos llamó menos la atención (posiblemente influyese lo saciados que llegamos al ese punto). Acompañaron los postres con una copa de moscatel Casta Diva.

La carta de vinos es enciclopédica, con buena selección nacional e internacional, aunque bastante subida de precio. Con el menú (aparte de las copas de Sauternes y Casta Diva) nos pusieronuna cpoa de cva para los aperitivos, una botella de un Chardonay israelí muy agradable (del que no recordamos el nombre) y una botella de un Rioja Alavesa, Bullón Expresión 2005, de San Vicente de la Sonsierra.

La atención en el comedor, mucho más amable y cercana de lo que recordábamos, con un jefe de sala que ofrecía todas las explicaciones posibles y sabía aconsejar.

Dos Menús degustación (110 E c/u), con todo incluido (cava para los aperitivo,2 tés morunos, agua y vinos, e incluso el IVA): 220 E en total.

NOTA: no sabemos si es el lugar para hacer esta consideración pero la vamos a hacer:

Tenemos, por un lado, un restaurante con fama de tener una muy buena RCP, como es Ramón Freixa Madrid, en el que el Menú degustación nos costó (sin Iva), 80 E. por persona (1 aperitivo, 2 entrantes, 1 pescado, 1 quesos cocinados,1 carne y 1 postre, con raciones no muy grandes. Además una amplia variedad de bocaditos más vistosos que interesantes, tanto dulces como salados). Con dos copas de champán, cuatro copas de un Costas del Segre bastante normalito, y agua y dos cafés: 212 E.

Y por el otro tenemos un restaurante con fama de ser de los más caros de Madrid, que con el pantagruélico menú descrito (2 aperitivos, 4 entrantes, 1 pescado, 1 carne y 4 postres), y todos los extras, salió por 220 E. Todo ello, teniendo en cuenta, además, la diferencia de tamaño de las raciones.

A nosotros, comparativamente, nos resultó bastante más caro RF que Viridiana, y desde luego, disfrutamos mucho más la cena en este último.

Para finalizar, no hacemos el resumen habitual de lo que más y menos nos gustó para no alargarnos aún más, y porque está claro que nos encantó todo, de principio a fin.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    EuSaenz

    Yo también llevo mucho tiempo sin acudir a Viridiana, pero has descrito a la perfección lo que es. Y estoy de acuerdo con lo del menú degustación, no puede decirse que 100 euros sea un chollo, pero si vemos lo que comemos, la cantidad servida y que además incluye maridaje…pues está claro que es una excelente opción, eso sí, para personas sin complejo de báscula, como dice él. La pena es lo que han subido de precio los vinos, porque el contendido de la carta es fantástico.

    La historia moderna de la gastronomía madrileña no puede entenderse sin Viridiana y Abraham, pese a que los dos han tenido sus altibajos, algo de lo que nadie puede escapar.

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #2

    Maxtit

    Me has convencido. Voy a pedirlo.

  3. #3

    Gerechev

    Eugenio,
    efectivamente, Viridiana ha tenido sus altibajos pero, por lo que vimos el pasado sábado, actualmente atraviesa un buen momento. Abraham Gacía sigue fiel a sus principios, haciendo la cocina en la que cree, sin subirse al carro de las modas y las "moderneces", evolucionando pero sin perder las raíces.

    Maxtit,
    espero que disfrutes de la cena lo mismo que nosotros. Lo único, recordarte que Abraham es un tipo peculiar, con un sentido del humor más peculiar todavía, que no a todo el mundo le hace gracia.

    Saludos a los dos.

  4. #4

    Maxtit

    La verdad es que fuí hace 3 años y no salí muy convencido pero el menu que comentas tiene pintón.
    Iré en un par de semanas.

    Saludos.

  5. #5

    -Juanjo-

    Hola

    estuvimos el sábado en viridiana y tomamos un menú prácticamente idéntico al tuyo, cambiaron el pescado -rodaballo- y un postre, la pannacota por la papaya a petición nuestra. Espectacular desde el comienzo al final¡¡¡¡¡¡

    Yo lo tengo entre mis favoritos, todo fue fantástico y un servicio muy bueno a pesar de estar lleno hasta arriba, supongo que debido al amigo Valentín :-)

    También tuvimos la suerte de visitar RF y nos gustó mucho, el precio por el estilo. Eso sí, más comida en Viridiana. Pero creo que a faver de RF juegan el entorno, el servicio, el número de mesas...

    En cualquier caso, una suerte poder ir a ambos.

    saludos

  6. #6

    Gerechev

    Hola, Juanjo,

    nos alegramos de que hayáis disfrutado con la cena en Viridiana.

    Repetimos que Freixa nos parece buen restaurante (sobre todo si hacemos las distición que hace unos días hacían en el blog "Salsa de Chiles" entre sitios donde se come bien y buenos resturantes, en los que además de la comida se tiene en cuenta servicio, decoración, detalles, etc).

    Nosotros hemos estado dos veces en R.F. y guardamos mejor impresión de la primera visita. La última ocasión nos pareció todo muy frío, casi aséptico.

    ¿Estaba Freixa cuando vosotros acudisteis? Sus continuas ausencias me parecen un detalle muy feo hacia sus comensales, sobre todo teniendo en cuenta la explicación que nos dieron al salir ("los fines de semana, si Ramón ve que la cosa va estar tranquila, se va a Barcelona"). Pues vale, pero si voy a un restaurante que se llama Ramón Freixa, quiero que esté él, porque nosotros pagamos lo mismo. Que no es una segunda marca.

    Lo que sigo sin entender es que R.F. tenga fama de buena RCP y Viridiana de ser carísimo.
    Y esto, más que una crítica a R.F. es un halago a Viridiana.

    Y, desde luego, coincidimos en que es una suerte tener dos restaurantes así en Madrid.

    Saludos.

  7. #7

    ramico

    Maxit, es que hace tres o cuatro años fué cuando más baja tuvo la curva, en todos los sentidos.

    Ahora parece que ha vuelto con fuerza, el sabado pasado no habia mesas para cenar, bueno la pequeña si, y dijimos que no. El martes tampoco para comer.

    Y con pegas a ponerte el menú gastronomico al que se hace referencia.

    Asi que entre semana y con suerte.

  8. #8

    -Juanjo-

    Gerechev

    cuando nosotros fuimos no estaba RF. En eso llevas toda la razón.
    Por el contrario, he ido varias veces a viridiana y Abraham siempre está allí para cantar los fuera de carta y demás.

  9. #9

    Gerechev

    Ramico,
    El menú degustación, como ya digo en el comentario, no está en la carta y no suelen ofrecerlo. Si lo pides, según cómo anden en cocina (y me temo que según el humor de Abraham) te lo ponen o no.

    Pero como no lo ofrecen, no se puede quejar uno. Otra cosa sería que lo ofrecieran en carta y luego pusieran pegas para servirlo.

    Saludos.

  10. #10

    ramico

    Si por eso te digo, que no sea que la peña se anime a ir, pensando en el menú gastronomico, y se encuentren con el menú astronomico.:))

    En cualquier caso, por lo que veo, sigue siendo recomendable.

  11. #11

    Maxtit

    Ramico cerramos un mano a mano aqui?

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar