Bonito, buen servicio, comida mejorable

Escogimos el "menu inverso" (65 EUR). Consiste en empezar por los cafes (que son una crema de trompetes de la mort con leche trufada) y petit fours (bombones salados) y acabas por los aperitivos (que son en realidad los petit fours). La idea es de entrada divertida e interesante. Sin embargo la mayoria de los platos nos parecieron algo flojos en cuanto a ejecucion y sabor. Nada realmente remarcable.

Hay una buena seleccion de vinos, y con precio correcto (aunque algo mas caros que en otros restaurantes simillares o mejores visitados recientemente). Un Kripta 2004 (60 EUR) y un Aalto 2008 (44 EUR).

El servicio me parecio muy bueno (lo mejor del restaurante junto con el entorno). Las copas nunca se quedaron vacias y fueron agradables y atentos en todo momento.

Si vuelvo iria por la carta "normal".

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar