Restaurante Combarro: Estuve en el mismo restaurante pero el que está en Ortega y Gasset.Muy


Estuve en el mismo restaurante pero el que está en Ortega y Gasset.Muy buen local, con una pequeña barra en la entrada, que suele estar bastante llena y en la que apenas te da para tomar una copa antes de pasar.Nada mas entrar impresiona el suelo de cristal a través del cual se ve una piscina-viverocon bogabantes y langosta, espectacular. La sala comedor, es un poco fria, parece más un salón de banquetes-celebraciones, poco acojedora. La comida muy buena, fantásticos pescados y mariscos, destacan por la frescura, y la sencillez de elaboración, que realzan a máximo todo su esplendor.Pedimos bogavante plancha, al no haber, el maitrenos recomendó y aseguró que la langosta para plancha era fantástica, que él la preferia para tal.Sorpresa cuando vimos que de aspecto muy buena, pero de textura era lo más parecido a un chicle gigante...no lo entendimos, porque estabamos dispuestos a tomar cualquier otra cosa, y encima estaba recomendada. Aparte de este percance, todo muy bien, tanto el servicio del vino, un poco subido de precio. Precio medio con marisco 70-90 eur x psna.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar