Restaurante Kaia Kaipe: Sencillez


Sencillez y calidad es lo que se necesita para tratar el pescado que sirven en este clásico de la cocina de la maravillosa costa guipuzcoana.
Los primeros compartidos fueron anchoas en aceite y cigalas rebozadas, el segundo un rodaballo de 1,250 gramos fresco fresquísimo, bueno buenísimo.
Postres delicia de chocolate y café irlandés, café como hacía tiempo que no lo había tomado, sin quemar el wisky y con nata líquida.
Dos cafés
Acompañamos la comida con un D.O. Rias Baixas, Mar de Frades.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar