Estando de fin de semana en Getaria , nos dirigimos a este restaurante ya descrito perfectamente. Tomamos una almejas a la marinera para compartir que estaban muy buenas y una chuleta buena, pero sin emocionar, para beber un Viña Real Gran Reserva de 1981, que tomamos al segundo intento, primero trajeron un Viña real del 91, que cambiamos al deseado, en ambos casos el vino llego abierto a la mesa, detalle que no me gusto nada y que hubiera evitado tener que devolver una botella abierta.
El sitio está bien, pero yo iría a la barra a beber buen vino y alguna ración de algo, como restaurante se me hace un poco caro

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar