Restaurante L'Espigo en Denia
  

Restaurante L'Espigo

7
Datos de L'Espigo
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


7 Opiniones de L'Espigo

Fuimos con unos amigos, el restaurante se encuentra dentro de un complejo de apartamentos pero hay un cartel desde la carretera que avisa de su localización.
Nos sentaron en la terraza, que da directamente a la playa y aunque dudamos si el calor sería agobiante, la verdad es que la ubicación favorece que corra la brisa y la velada resulto muy agradable teniendo en cuenta que hablamos de mediados de agosto.
Entrantes, cocas de tomate y cebolla confitada, croquetas, almejas marinera y gambas al ajillo, todo riquísimo, quizás las almejas un poco sosas.
Principal, arroz a banda, en su punto, perfecto en cantidad y en sabor.
Postres y frutas al centro y sorbetes variados.
Seis adultos, tres niños y dos bebés (el precio por persona es sin contar a los bebés pero si a los niños)
Vino: Eidolsela Albariño 2010, recomendado por su Sumiller, un gran descubrimiento, y a un precio muy razonable (15 Euro). El tinto de la casa, Loriñón Crianza 2008.

El restaurante nos lo recomendó un amigo que vive en Denia. Nos resultó un poco complicado de encontrar, pero en cuanto llegamos quedamos encantados con el sitio, la decoración, mesas, etc. Todo muy sencillo pero agradable.

Comimos fideuà de pato, coquetes de l'espigó y unas curiosas bravas al estilo de las papas arrugás. Sin vino. Todo riquísimo. La fideuà te la sirven con el higadito del pato por encima de los fideos, para que se pueda mezclar todo... es algo diferente y curioso.

Creo que suelen tener un menú del día por unos quince euros, lo cual también nos llamó la atención por la gran calidad del local en sí y del servicio.

Los postres, al menos los que probamos, fueron correctos sin más.

Estuvimos el pasado martes y nos gusto mucho,teniamos poco tiempo para comer y nos parecio que tardaron un poquito pero merecio la pena esperar comimos pescado y estaba delicioso,fresco y sabroso de verdad.Acompañamos la comida con un albariño buenisimo a una temperatura mas que correcta,la atencion fue muy agradable seguro que volvemos pronto|

Primera consideración: fui invitado a un bautizo y, por tanto, no elegimos nada.

La comida, en general, me pareció buena, aunque con algunos peros: aperitivo de pinchitos de pollo y verduras muy buenos; entrada de foei (un poco desaborido) y revuelto de habitas y sobrasada también muy bueno; de plato tomamos paella valenciana que merece ser comentada: arroz en su punto exacto de coción con una textura sobresaliente, pero insípido, realmente falto de sabor; el postre de lo mejor: copa de mango con helado de leche merengada.

El local y el servicio son agradables: actuales, dinámicos... La carta de vinos no la pude ver aunque me acerqué a la bodega acristalada y observé bastante variedad de vinos. Volveré.

Magnífico restaurante en la Marina donde no pueden dejar de probar su arroz con cebolla, coliflor y bacalao o también la sublime la fidegua con pato , boletus? y foie.
El arroz a banda no lo probé pero me dijo su gran jefe de sala, perdón no recuedo el nombre, que habia ganado el segundo premio de un concurso en la marina.
Ahora en Julio y Agosto y sobre todo en fines de semana estarán supongo algo colapsados
pero ese arrocito que yo probé era de estrella michelín. Buenos postres.Es la primera vez que repito restaurante en la zona de la marina.

Excelente restaurante a pie de playa. Exquisita decoración y muy buena atención al cliente. Estoy de acuerdo con el comentario de Fermino; comedor muy grande y abierto lleno de mesas, para mi gusto, deberían estar las mesas con un poco más de intimidad. También falta un poco de música ambiental. Comida muy buena y selecta. Amplia carta de vinos y bodega acristalada. Volveré pero a la hora de comer para aprovechar esas vistas que tiene al mar.

Ubicación a orillas de la playa, con vistas de la misma geniales. Pero extraña distribución de mesas, servicio rápido y correcto, cocina encuentras opciones clásicas y más creativas, como el gazpacho de fresa con virutas de mojama, o ensalada de bacalao con mahonesa templada y coulis de grosella, bodega acristalada con referencías de la tierra,cristaleria y la atención en el servicio del vino buena, temperatura correcta relación calidad precio, muy buena, creo faltaba algo de ambientación ( música ) y separar los grupos familiares de mesas pequeñas,Volvere.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar