Un diamante en bruto (por descubrir)

Vamos a cenar un viernes mi mujer y yo.

Llegamos y vemos que el local es mas agradable de lo que esperabamos. Manteles blancos, servilletas de tela, bajoplatos, todo acogedor y muy bien preparado.

Tuvieron el detalle de, a pesar de ser solo dos, como no tenian el local lleno al 100%, nos colocaron en una mesa que, inicialmente estaba preparada para 3 comensales, pero estaba mas discreta y mas graciosa que la que en principio nos hubiera correspondido por ser 2 comensales.

En seguida nos atienden y nos ofrecen una cerveza. Mi mujer toma una caña. Como yo soy reacio a la cerveza, me ofrecen una jarrita de ribeiro. La acepto.

Despues de pensar un poco, decido pedir un vino tinto. Me sacan la carta y pido una botella de Pago de Balagueses. Hay dos variedades. Como no entiendo, le digo al camarero que me ponga "el mas suave". El que nos puso estaba bueno.

La verdad es que los comentarios precedentes leidos aquí en Verema me ayudaron bastante a pedir:
-berberechos (extraordinarios)
-pimientos de padron (fenomenales, los seleccionan para que no pique mucho ninguno)
-pulpo a feira (no lleva patatas, pero es uno de los mejores que se puede tomar en Valencia)

y de segundo, un Rodaballo (con mayusculas) para compartir entre los dos (absolutamente perfecto)

Conclusión:Extremadamente recomendable.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar