Restaurante La Reina del Raval

Datos de La Reina del Raval
Valoración Media:
5.8 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
5.5 10
Entorno:
5.8 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Ciutat Vella (Barcelona)
Dirección: Rambla del Raval, 3
Código postal: 08001
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa

Teléfono


8 Opiniones de La Reina del Raval

Es un restaurante curioso. Cenar a la carta es delicioso. Todos los platos (platillos mejor por la cantidad) son deliciosos, sin embargo si vas al menú degustación (y si sois más de 6 siempre hay que cogerlo), es decepcionante. Yo he ido varias veces. Me encanta la comida. He acertado con casi todo, especialmente con los platos de arroz. En mi opinión, muy recomendable, pero escapad del menú degustaión y llevad gente con conversación porque el servicio es lento. Otra sugerencia: comenzad con un Bloody Mary de aperitivo. La carta de vino no es larga pero está muy bien escogida.

Otro más de los restaurantes fashion de BCN. Local aparente. Como muchos, falla en lo esencial: la comida. Un menú degustación por 36 € de una calidad lamentable.

Unos boquerones pasados de vinagre. Una ensalada cutre hoja de roble, queso rallado y membrillo (de juzgado de guardia) unos MEJILLONES DE LATA con humus, un corte de foie mi cuit con unos pistachos. Un pescado pasado de cocción y un cordero (poníua costillar???) seco, sin gracia. Los postres lamentbles.
La carta de vinos es muy corta, con algún vino interesante, pero a precios abusivos. El servicio de cristalería es tipo copa IKEA
El servicio correcto pero distante y altivo

En definitiva, un local nada recomendable.

Vaya, pues a mí no me gustó tanto, relación calidad-precio bajísima, caro para lo que comimos. La calidad de la comida, a pesar de la elaboración y la originalidad, no es muy buena y los vinos carísimos y escasos. El servicio muy bien y el local, bonito. Pero acabé diciendo, "no está mal, no volveré" y eso no dice mucho.

Hacia tiempo que le tenia ganas a este local y... bueno ya se sabe lo que pasa con esto de las expectativas... El local en si atractivo es, ademas de pantalla para proyecciones (ayer vimos El hombre que sabia demasiado). Carta de vinos justa pero con opciones interesantes (no es habitual ver vinos de la DO Calatayud por ejemplo). tomamos un Baldomà. Copas y temperatura ok. Sobre la comida... el menu degustación sencillito, el rodaballo bien pero el tartar de atun flojo flojo, el micuit de foie discreto y la ensalada tambien. Si vuelvo iré a la carta. Ambiente fashion-cool on the bogey.

Muy atentos. Están por la faena, pero son muy, pero que muy lentos. Dos horas para tomar cuatro platos. Dos de ellos excelentes.

Supercooldelamuerte restaurante con DJ, proyecciones... que te hace recelar de la calidad de la comida al entrar.
Andaba equivocado. Estupenda cocina tradicional catalana con ciertos guiños a la cocina de fusión (recordad que el Raval es zona "multiculti", por favor) con aires asiáticos.
Caro (revoltillo de espárragos y butifarra negra: 13€). Carta de vinos cortita y cara, pero suficiente.
Mucho ruido, pero lo atribuyo al fervor del sábado noche (tiene pinta de más tranquilito entre semana).
Recomendable para cena con unos cuantos amigos antes de salir por ahí.

Muy buen local. Lo llevan tres hermanos y se nota que quieren hacer las cosas bien. Yo, entre otras cosas comí un suquet de pescado realmente espectacular. Me sorpredió la calidad de la materia prima, en un sitio que vende diseño y entorno COOL. La relación calidad / precio muy buena (no se si abrá subido yo estuve hace tres meses la última vez) 40 € con vino. El sumillier está muy puesto en bodegas catalanas, lo que es muy útil para los foráneos como yo. Me parece un sitio muy divertido, lo he recomendado a un montón de gente y siempre ha gustado.

Descubrimos este restaurante por casualidad en el corazón de la Rambla del Raval. Nos llamó la atención su decoración, amalgama de tonos negros y blancos suavizados por unos elegantes claveles rojos. Un servicio muy atento y agradable. La carta de vinos no es muy extensa, aunque se pueden saborear algunos de los mejores vinos españoles, así como descubrir vinitos catalanes que se están abriendo camino en este mundo (agradable descubrimiento). Lo mejor, dejarnos aconsejar por el sumillier, ya que nos llevamos una grata sorpresa. La comida indescriptible. Cocina de vanguardia con unas primeras materias de calidad y sobretodo frescas!!! Cada plato conservaba el sabor original de cada uno de sus componentes…un placer para los sentidos!!! Ofrecen un menú degustación que seguramente no os dejará indiferentes. Aunque cabe decir que es un sitio un poco caro, sin embargo vale la pena!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar