Disfrutamos!!

Me gusto mucho conecer este local, si bien no soy muy experto en la cocina marroqui la verdad es que me gusto mucho la propuesta de este restaurante que ante todo me parecia bastante autentica.
El local me parecio sencillo y muy agradable, el trato igual, nos atendieron con cariño y amabilidad.
Comimos un pisto de berengena, muy suave y delicado, si bien no soy amante de esta verdura, esta vez la coccion del pisto y la mezcla de las especias me gusto bastante.
Croquetas de raz-al-hanout y pollo, muy, muy buenas, bien fritas y nada aceitosas.
Dos platos al centro para compartir:
Langostinos con una especie de sofrito marroqui acompañados de arroz blanco. Bueno, y los langostinos en su punto, para mi le faltaba algo de picante pero bueno yo soy amante del picante.
Brocheta de cordero tipo pincho moruno con taboule y verduritas, con carne muy sabrosa y todo en su ponto de coccion.
Me gusto mucho que todos los plato tuvieran los puntos de coccion acertados, productos que aun siendo humildes consiguen hacerlos grandes.
De postre flan de queso de cabra con miel, CASERO!!! Sencillo y bueno
Trufas de chocolate y gengibre, no me acabaron de gustar mucho, le faltaba sabor a gengibre y les sobraban azucar,demasiado dulce para acabar la comida. Pero es una opinion muy personal, a mi los dulces me gustan poco dulces.
De beber un vina de la tierra de castilla, Dehesa de Lunas, ( si no recuerdo mal), afrutado, paso ligero y tanino muy redondeado, me gusto para acompañar esta comida.
Infusion, cafe y copa de pacharan.
Muy buena comida, honesta y franca.
Volveremos a probar el cous-cous.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar