Local con encanto y excelente comida

Dukala es un lugar con encanto, sencillo y a la vez acogedor.

Los platos siempre en su punto, sabrosos, y el toque de especies suave.

A destacar en los entrantes, la ensalada zaalouk, las croquetas ras al hanout (buenísimas)
los briouats, etc.

Los platos principales el tajin de ternera con ciruelas, y todos los cous cous son excelentes. Los platos de cordero y el pescado con el punto adecuado de cocción.

Los postres: el flan de queso de cabra estupendo y las trufas muy buenas aunque un poquito duras. El te muy aromatico y agradable.

No quiero dejar de mencionar la amabilidad de Juan, que te hace sentir como en casa y te aconseja siempre bien. El resto de personal de sala encantador también.

y además de todo esto, Una gran relación calidad-precio lo que lo convierte en un lugar al que siempre estas dispuesto a volver

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar