Restaurante marroquí de gran calidad.

No había visitado aun el nuevo Dukala y la verdad es que ha ganado en espacio respecto a su anterior local. Tiene un pequeño reservado en la entrada y una sala algo más amplia donde se sitúan el resto de mesas.
Cocina marroquí bien elaborada y de presentación sencilla, lo que le da un toque de autenticidad. Destacaría las croquetas de verduras que tomamos para empezar, el cus-cus, que estaba exquisito y el cordero al azafrán, siendo este último un plato contundente y de perfecta factura, con un punto de cocción óptimo y unos matices en los sabores que aun me hacen recordarlo.
Copas correctas y carta de vinos sencilla pero con algunas referencias interesantes que acompañan bastante bien a los platos presentados.
El té final es imprescindible y la atención del servicio brilla por su cordialidad y cercanía.

Un restaurante al que hacía tiempo que no volvía y al que estoy deseando volver.

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Lapitanzavalencia

    Totalmente de acuerdo con todo lo expuesto. Juan y Nordin son dos profesionales como la copa de un pino que con esfuerzo y dedicación han conseguido un lugar excelente con una relación calidad precio imbatible

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar