Restaurante Sal Gorda

5
Datos de Sal Gorda
Precio Medio:
51 €
Valoración Media:
5.8 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
6.6 10
Entorno:
6.2 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Moncloa - Aravaca
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 47,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y Agosto

Teléfono


5 Opiniones de Sal Gorda

Restaurante situado en las postrimerías de la Ciudad Universitaria. La sala está decorada en tonos claros, proporcionando una sensación de limpieza y comodidad. Mesa para dos personas. Buena mantelería, servilletas, vajilla e incluso coperío aceptable.

Aunque el comedor, se hallaba lleno, el ruido era soportable y no impedía hablar con tu compañero de mesa.

Tanto la decoración como el personal, rezuma un ambiente clásico, con tintes a la vieja usanza, donde también hemos de reseñar una servicio eficaz, profesional , casi académico.

Ese perfil de clasicismo se extiende a su carta de vinos y de comida. En la primera Ribera y sobretodo Rioja colman casi todas las referencias existentes. En la segunda , apenas se hace concesión a algún plato de los que están últimamente por todos los restaurantes. Os puedo comentar a modo de ejemplo que todavía tienen las patatas soufflé. Una manera muy “afrancesada” de freir las patatas a dos tiempos y a dos temperaturas dando como resultado una especie de “almohadilla de patata” muy vistosa y apetecible. Para hacernos una idea , creo que el único sitio de Madrid además de aquí donde se pueden ver es en Zalacaín.

Además de la carta, tienen alguna sugerencia fuera de ella, y precisamente de las sugerencias, fue de donde elegimos los entrantes para compartir. En este caso consistieron en:

Alcachofas a la plancha con sal ahumada: Acompañadas de una salsa bearnesa, configuraban un buen bocado y un buen contrapunto entre el ahumado, la salsa y el sabor siempre complicado de la alcachofa. Buena ración.

Pulpo salteado con almejas: Hermosa ración donde lejos de la manida preparación con patata y pimentón, nos encontrábamos una elaboración más cercana al ajillo con abundante perejil. Lástima del exceso de cocción de las almejas, prácticamente las pasaron de punto. En general combinación agradable.

Como plato principal ambos optamos por dos Steak tartar, con muy buena materia prima , subiditos de tono (picantes). Vinieron ya preparados de cocina y la forma de presentarlos era aplastándolos un poco, con lo que parecía una mayor ración de lo que ya era.
Muy conseguido, servido con dos clases de panes además del que había en mesa.

Además nos sirvieron como acompañamiento unas de las mencionadas anteriormente patatas soufflé y unos trocitos de cebolla rebozada.

En contra de nuestras costumbres en la comanda inicial nos convencieron para pedir una Tarta fina de manzana, puesto que tenía su tiempo de preparación. Fina desde luego, estaba. Similares a las tartas tatin. Buena, creemos que por no estar empalagosa.

Acompañamos todo con un buen crianza de Rioja de los menos comerciales que tienen como vino de la casa, servido muy bien de temperatura.
Cerramos con dos cafés.

El precio total fue de 105€. Por una promoción, nos hicieron un 30% de descuento en carta.
Creemos que tiene una cocina clásica, bien resuelta, sin riesgos y bien servida.
La RCP se ve un poco perjudicada. Aún con el descuento, la consideramos un poco justa. Por otra parte, también te incrementan en el precio final el valor del IVA

Nos animamos a cenar en este restaurante dadas las referencias en verema y en publicaciones varias. La sala con las mesas tan juntas que hasta los camareros tienen problemas para servir(nuestro camarero servía las raciones por encima de la mesa). Ambiente recargado (solo fumadores) y jaleoso. Servicio justito, solo amable por parte del que tomó nota. Notamos ciertas prisas (entramos a las 9:15 y salimos a las 10:25), casi agobiante.
Carta muy tradicional, de mercado, sin riesgos. Precios en principio ajustados pero que al final no son tan económicos.

Atenciones de la casa: Un consomé y unas croquetitas (ambos no presagian una buena cena). Ojito que luego el pan y servicio para los tres lo cobran a 7.50€. Me supo mal en este caso, si tenemos en cuenta que en la sobremesa no ponen nada.

Cena para 3 pax:
Entrantes a compartir:
1 ración de pimientos del padrón: Bien hechos, carnositos. Lo mejor de la cena (qué triste decirlo!).
1 de corazones de alcachofas templadas rellenas de gambas y su vinagreta. Bien a secas.
1 de revuelto de centollo. Primero, la textura del huevo me recordaba a la del comedor de mi trabajo (sospechoso de...). Lo del centollo, como si dicen de patata, porque no sabía a nada de nada. Lamentable que lo sirvan sobre el mismo plato donde estaba la vinagreta de las alcachofas.

Segundos:
Merluza rebozada con unos pimientos asados. Ración justita sin historia (unos taquitos a 20€).
Bacalao ajoarriero: Regular. Anodino y con el bacalao un tanto chicludo.
San Pedro al horno: Aceptable.

Postres:
Al principio nos sugirieron su postre estrella (necesita 30 min): Tartaleta de manzana. Pedimos 2 que resultaron buenas.

Servicio del vino: Desesperante carta de vinos comerciales con solo Riojas y Riberas en tintos, excepto Estola y Dehesa del Carrizal CS de La Mancha. Precios rondando x2.5. Pedimos Pesquera Crianza 2006 (29.60€ + IVA). Nos lo trajeron ya abierto y con la temperatura un pelín alta. En principio lo sirven sobre unas copas de agua ridículas. Pedimos otras y nos trajeron unas más grandes pero vastas.

Precio total: 141.20€ (incluyendo IVA, 1 agua de 1l y un refresco).

Nota: Tenemos muy claro que no volvemos.

Siempre que voy, se acuerdan de mi, siempre son muy amables, sin ser empalagosos.Siempre que voy me gusta tomar verduras, todas muy bien hechas, en su punto y gusto.
Lo recomiendo.

Excelente atención por parte de sus propietarios y metres al mismo tiempo, Juan y José. Lo visito esporádicamente y siempre se acuerdan de mí; hacer a uno sentirse como en casa. Y además no hay que ser ninguna celebridad. Por otro lado la carta es corta pero muy rica. Imprescindible el lomo de buey (¡no pidan mostaza, que se ofenden!) con patatas souffle y la ensalada de judias verdes y foie. El precio es muy ajustado, 35 € por persona sin vino, y eso que ha subido (recuerdo cuando eran 5.000 pts/pax, todo incluido). Aseguro que es muy muy recomendable

Situado al final de la C/Reina Victoria ,lo definiría como "honrado" restaurante de barrio medio-alto.El servicio muy amable desde la entrada.La materia prima muy correcta:alcachofas rellenas en su punto,rabo de toro buenisimooo,bacalao fresco algo insipido y tarta de manzana excelente.La carta de vinos escasa y con los tipicos riberas y riojas;alguna excepción Dehesa del Carrizal (19Eur)que bebí,las copas adecuadas después de solicitarlas.Precio medio 30-35Euros+vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar