Restaurante Lua: Menus, buena cocina y tranquilidad.


El restaurante Lúa se distingue porque carece de carta, ofrece un único menú degustación que va variando en función del mercado.
Ambiente frio en sala, "falta de calor humano", su maitre/jefe de sala, no desempeñaba tal función, directamente no existía esta figura tan imprescindible en un lugar así, sin embargo el servicio fue rápido, su decoración algo clásica pero muy acogedora, su menaje de gran calidad, muy cuidado en sus copas aunque la carta de vino algo corta, pero a buen precio sus platos muy creativos, innovadores y lleno de sabores, me sedujo el aperitivo: Berberecho en gelatina con huevas de papaya y como plato Tartar de bonito con guacamole de lima y salsa de frambuesa.
En conclusión: lo recomendaría porque fue un choque de contraste, buena ubicación, decoración confortable y gran chef. Aunque nos prometieron que la carta cambia de una semana a otra y no fue del todo cierto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar