El alto de Colon

Tenia el comentario olvidado en un rincon del ordenador pero no queria dejarlo pasar por alto, ya que la cena para cuatro personas que tomamos el 12-7-08 fue excelente. Era mi segunda visita y el local es, sin duda, una obra de orfebreria y, porque no decirlo, valenciania. Mesas espaciadas, vajilla, cuberteria y manteleria de alto nivel, y al margen del problema del baño, de sobra conocido y disculpabe, lo unico que lamentaremos en la cena es el aire descuidado en el servicio del vino, ya que hasta en tres ocasiones debimos solicitar que no llenaran las copas. Parece ser que no estaba el sumiller. El jefe de sala un crack, eso sí. Tomamos un perrucci y cava de aperitivo con un entrante de la casa (recontruccion de sang en Çeba y hervido valenciano, fantasticos y plenos de sabor). Al medio compartimos una ortigas rebozadas (buenas de verdad, con un rebozado fino que no mataba su sabor), y pedimos espardenyes con ajitos tiernos (barbaras, el mar en la boca), gamba de Denia (riquisima, grande y larga), huevo poche (sabroso) y no recuerdo qué mas. Los segundos, memorables tanto la carrillada de ternera y el cochinillo. Se deshacian en la boca, potentes, excelsos. Un tanto fallido el pichon con citricos, mal definido, anulandose el acompañamiento al plato principal. Bebimos 2 botellas de Finca Terrerazo, grande como siempre, 36 € por botella si no recuerdo mal. De postre, la torrija de horchata es sublime, y creo que tambien tomamos un browny más que aceptable. Gin-tonic y McCallan como fin de fiesta. En sintesis, comida y bebida fantasticas, ambiente feten, y lastima al patinazo del servicio.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar