Restaurante Lluerna: Sí señor.


Visitado con menú de verano. elegimos el corto (que es más que suficiente), con un extra de quesos.
Intentaré no redundar sobre lo ya dicho pues hay notas que lo describen muy bien, con las cuales coincido, aunque no me resisto a destacar el logradísimo punto de cocción del pescado.
Tan sólo quiero destacar la calidad además, del servicio, tanto de los platos y sus explicaciones y respuesta a preguntas -fuera quien fuera el camarero preguntado-, como del vino, en cuanto a temperatura y en cuanto a la reposición, copas riedel por cierto, rellenando lo justo y sin buscar 'empaquetarte' otra botella a base de sobrellenar las copas.

Distancia entre mesas justa pero suficiente, nos tocó cerca un grupo de unas 15 personas y sin problemas (es mérito del grupo, claro).

Carta de vinos, muy correcta y con precios ajustados. Tomamos un Domaine Montoir Blanc 2010,(garnacha blanca, vermentino) ecológico, de cote du roussillon. Magnífico, y acompañó perfectamente toda la cena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar