Restaurante Lluerna: Brillante


Lluerna es un restaurante de corte moderno y decoración minimalista en el que Victor Quintilià en los fogones y su pareja Mar, jefa de sala y sumiller, ofrecen una cocina con producto de cercanía y de primerísima calidad, con preparaciones innovadoras pero sin darle nunca la espalda a la tradición. Como se apunta en un post anterior, se trata de Slow Food, mimando la materia prima, su preparación y presentación al detalle. El restaurante ha sido recientemente galardonado con una estrella michelín y va por adelantada mi opinión de que es absolutamente merecida. Cena para dos comensales.

Las mesas con separación correcta y bien vestidas, nos reciben únicamente con unos vasos Riedel para el agua y los platillos auxiliares para el pan, el resto del menaje se va incorporando durante el servicio. Ofrecen carta y dos menús degustación a un precio imbatible para un restaurante de esta categoría. Elegimos el menú "corto" que consta de aperitivos, 2 entrantes, 2 principales y 2 postres al increible precio de 33€ por persona, bebidas a parte. Por el precio podría deducirse que la calidad de los platos puede resentirse, pero nada más lejos de la realidad.

- Comenzamos con dos tipos de pan a elegir, normal o con semillas, caseros y muy ricos los dos.
- Primer aperitivo: mojito sólido. Parece ser una de las tendencias actuales lo del mojito en sus diversas presentaciones como aperitivo o bien a modo de petit four con el café. En este caso se trata de una pastilla cuadrangular, de un color verde intenso y con una textura cercana al mazapán y un fuerte sabor a mojito en el que predomina la acidez de la lima. Muy gustoso, nos sirve para abrir el apetito.
- Segundo aperitivo: Oliva rellena de campari y naranja (un vermut concentrado dentro de una oliva, rico rico) y mousse de berenjena con sardina ahumada sobre un lecho de olivada negra, en vasito de cristal y para comer con cuchara, delicioso el contraste entrer ingredientes salado, ahumado y el toque dulzón de la berenjena.
- Primer entrante: Sopa de ceps (boletus) con raviolis líquidos de queso, flores y caviar de aceite. Riquísima combinación, los raviolis son esferas líquidas, al igual que el falso caviar de aceite de oliva, muy muy bueno.
- Segundo entrante: Coulant de patata buffet, trufa, huevo eco y caldo de carne. Quizás el plato más flojo de la velada. Original el coulant de trufa y yema dentro de un pastelillo de patata, pero al conjunto le faltaba algo de potencia y sabor.
- Primer principal: Morro de bacalao sobre puré de tupinambo y verduritas de invierno. Plato en apariencia de sencillísima ejecución, pero en el que se demuestra la maestría del chef y lo dificil que puede resultar a veces hacer de la sencillez una virtud. Estupendo el pescado, muy sabroso y en su punto exacto de cocción y sal, combinando de maravilla con el puré dulce de tupinambo y las verduras.
- Segundo principal: Gallo pata negra del Penedés con langostinos de Sant Carles sobre puré de calabaza. Medallones finísmos de ave, con jugo de su cocción y unos estupendos langostinos, todo acompañado del puré. Un mar y montaña en toda regla, otro gran plato.
- Antes de los dulces nos ofrecieron (fuera de menú) la opción de una selección de quesos, accedimos a compartir media ración (6€): un platillo con St. Marcelain, Camembert y un tercer queso francés del que no recuero el nombre, acompañados con compota de higos. Perfectamente afinados y muy buenos.
- Ya en el apartado postres: un primer pase consistente en helado de chocolate blanco con lichis, petalos, rosas y pistacho, riquísimo y menos dulce de lo que cabría esperar, me encantó y eso que no soy en absoluto fan del chocolate blanco. Como segundo postre, una torrija de santa Teresa, coronada con "crema cremada", helado de cacao y café, espectacular.
- Para cerrar el ágape, a pesar de no haber pedido cafés, nos sirvieron los correspondientes petit fours, compuestos por un chupito de crema de canela y brandy, una mini coca de chicharros y una trufa, todos muy buenos, a pesar de que los estómagos estaban ya saciados.

El servicio siempre atento a los comensales, sonriente y muy amable pero sin estar encima del cliente en todo momento, lo cual se agradece.

En cuanto al vino, Lluerna tiene una carta con unas 150 referencias aprox. la mayoría nacionales, presentada en una tablet y en la que se describen añadas y varietales. Mar, en sus funciones de sumiller, aconseja perfectamente según los platos o menús pedidos. Vino a temperatura óptima, copas Riedel de gran tamaño, descorche, cata y servicio atento en todo momento al rellenado de copas. Quizás en la carta (al menos en la sección tintos) sea un poco escasa la oferta de vinos internacionales. Pedimos un Albet i Noya Reserva Martí 2007 D.O. Penedés a 37€ (apenas 10€ más que su precio en tienda), un vino robusto, de nariz compleja y muy sápido, lo disfrutamos de veras. Los precios de los vinos en general muy ajustados, en torno al X1'5-X2 respecto a su precio en tienda. Incluyendo el servicio y los extras, la cuenta para dos personas ascendió a 117€, en mi opinión una excelente relación calidad-precio por lo comido y bebido. Una experiencia para repetir, sin dudarlo.

  1. #1

    Obiwan Ferran

    Excelente comentario, veo que lo disfrutasteis. Yo tengo que volver en breve porque me quedé con las ganas de probar alguno de los arroces que ofrecen. Saludos,

    Ferran

  2. #2

    Atni

    en respuesta a Obiwan Ferran
    Ver mensaje de Obiwan Ferran

    Gracias. Pues si, fue una muy buena cena y salimos con ganas de repetir, a ver si a la próxima yo tambien pruebo uno de los arroces que ofrecen con el menú largo.

  3. #3

    Hambrebuena

    Estupendo y pormenorizado comentario!

    No me pilla de paso, pero bueno es saberlo, para posibles escapadas por la zona.

    Muchas gracias por compartirlo y un saludo!

    Ada

  4. #4

    oscar4435

    en respuesta a Hambrebuena
    Ver mensaje de Hambrebuena

    Esta muy bien , cerca del metro apartado d Barcelona , y se come de rechupete.

    Como vamos , bien me imagino .

  5. #5

    Hambrebuena

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    Muchas gracias por el apunte Oscar!!

    Pues mejorando poco a poco. Después de todo lo pasado se podría decir que ahora estoy estupendamente, pero aún me queda, es cuestión de paciencia y constancia.

    Un abrazo!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar