Restaurante Racó d’en Cesc: Probarlo es quererlo


Ya hace años que vamos. Se come muy bien, y no es que tenga una carta muy extensa, de hecho, unos 5 primeros, 5 segundos, y unos cuantos postres, pero todos son extraordinarios. Espacioso y casi-lujoso, idela para quedar bien. Servicio profesional, muy profesional, lo que si que es un lujo hoy por hoy, y aunque pueda parecer que con tanta gente famosilla que se ve por el restuarante, uno haya de sentirse ninguneado, Cesc sabe tratar a unos y a otros de un modo extrañamente correcto. Parece francés, o inglés. Es muy recomendable para celebraciones pareja o similares, pero también para almuerzos de trabajo.

Tiene algunos reservados, alguno muy coqueto.

Como digo, probarlo es apuntarlo para siempre en tu agenda.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar