Restaurante Abikore en San Andrés

Restaurante Abikore

1
Datos de Abikore
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,17 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: lunes

Teléfono


1 Opiniones de Abikore

Tras haber pasado la mañana en la playa de las Teresitas, decidimos ir a comer algo al cercano restaurante Abikore, situado en el pueblo de San Andrés, debajo del restaurante La Posada del Pez, del que ya he colgado 2 crónicas en Verema.

Este restaurante de fusión hispano-japonesa y cocina nikkei es el sueño hecho realidad de Carlos Villar, Chef de La Posada del Pez y  director y chef ejecutivo de Abikore y de Tadashi Tagami, chef peruano de origen japonés al frente de los fogones de éste último y con un largo e interesante CV y gran experiencia a pesar de su juventud (29 años). En Tenerife trabajó como chef en el restaurante japonés Kazan con una estrella michelin. El restaurante Abikore posee actualmente un plato Michelin.

El entorno es minimalista, el de una taberna japonesa con mobiliario de diseño danés bañada por la luz del océano próximo, aunque ese día la calima no dejase llevar la vista muy lejos. Las mesas son grandes, con  sets de mesa individuales, bien separadas las unas de las otras, con cómodos sillones y separadas de la cocina a la vista por una barra donde también se puede comer. La vajilla es de cerámica japonesa y las copas son Riedel. El servicio de la sala y del vino llevado a cabo, ese dia, por una sola persona fue bueno y desenfadado. Tienen una bodega, que definen como embajada de los vinos tinerfeños de la finca Altos de Trevejos (Vilaflor), excavada en la piedra, junto a la terraza exterior, a ocho metros de profundidad, con un comedor privado para ocho o 10 personas. Ese día la amplia carta de vinos estaba un poco huérfana de vinos blancos ya que habían agotado prácticamente las existencias y estaban esperando nuevas llegadas.   

Fuimos sin reservar con la idea de hacer un pequeño picoteo y acabamos comiendo a la carta.

Tras tomar tres vermouths Petroni, y una botella de agua, mientras decidíamos lo que íbamos a escoger, optamos por lo siguiente:

A compartir en el centro de la mesa :

Pulpo anticuchero a la brasa.

Causa de buey de mar y aguacate.

Croquetas de calamar en su tinta.

Los tres muy buenos, personalmente mi preferido fueron las croquetas, crujientes por fuera y melosas en su interior con la tinta explotando en la boca.

Siguieron individualmente :

Ceviche de pescado blanco y chicharrón de calamar.

Ceviche nikkei  de pulpo con pepino.

Zamburiñas con aguacate y crema de aceitunas negras.

(Las fotos de los siguientes platos y del vino por imperativos técnicos de Verema aparecerán en el primer comentario)

Parihuela.

Por lo comentado con los otros comensales todas las preparaciones fueron buenas o muy buenas. El ceviche de pescado blanco y chicharrón de calamar que tomé yo, me gustó mucho.

A titulo informativo, para los que desconozcan lo que es una parihuela, que yo descubrí ese día, es una especie de caldereta o sopa peruana a base de pescado y marisco.

No tomamos postres,

Para beber tomamos una botella de vino blanco, de las pocas que quedaban en la carta, de Llanos Negros, La Tablada 2014 DO La Palma. Bodega Llanos Negros (Fuencaliente) . Cepajes : Gual y Sabro con cepas de mas de 80 años. Viticultura integrada. Poda en rastra. Vendimia manual:  15 de agosto. Vinificación: Se realiza una maceración con sus pieles, seguido de una fermentación parcial con las levaduras propias de la variedad en depósito de acero inoxidable durante siete días y termina la fermentación en barricas de roble francés de 230 litros. Aquí permanece sobre sus lías durante nueve meses, para su afinamiento. Embotellado: 24 de julio de 2015 . Color dorado muy brillante, fresco, elegante, envolvente y con personalidad.

Finalizamos con 4 buenos cafés.

La cuenta ascendió a 35,17 €/persona. Muy buena RCP. Buena cocina de fusión, en un ambiente agradable y desenfadado, que pienso que se merece conocerla mas a fondo y probar diferentes platos de su carta para poder juzgarla mejor. Recomendable si se está por la zona.

  • Pulpo anticuchero a la brasa.

  • Causa de buey de mar y aguacate.

  • Croquetas de calamar en su tinta.

  • Ceviche de pescado blanco y chicharrón de calamar.

  • Ceviche nikkei de pulpo con pepino.

  • Zamburiñas con aguacate y crema de aceitunas negras.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar