Restaurante DTonho

Datos de DTonho
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
6.6 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
9.1 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: Portugal
Localidad: Porto
Dirección: Cais da Ribeira 13/15
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de DTonho

Ultima comida, último día de mini vacaciones y nos apetecía hacer de guiris, y que mejor sitio que la Ribera del Duero.

La mayoría de los restaurantes tienen enormes terrazas con parasoles gigantes y un ejército de camareros para servir rápido, cobrar y que pase el siguiente. La temperatura de treinta y pico grados, calor insoportable, así que decidimos no comer fuera (seremos los raros, porque la gente lo hacía). No nos convencía ninguno, todos pequeños y si climatizar. Al final del paseo, casi en el puente, está el restaurante D. Tonho, preguntamos por el aire acondicionado (la mayoría o no lo tienen o no lo enchufan) y si, en este tenían y estaba en marcha.

El local grande, muy bonito, bien decorado, mesas bien vestidas, vajilla y cubertería aceptable, camareros perfectamente ataviados (nada que ver con el resto), muy limpio y ....

Vacío, solo dos mesas contando la nuestra, algo increíble, pues el resto de locales, a pesar del terrible calor, estaban casi a tope. Al final se ocuparon un par de mesas mas.

Para que nos aclaráramos con la comida, nos trajeron una bandeja con varias de las entradas expuestas, siendo nuestra comanda la siguiente:

Ensalada mixta de atún.- Buena ensalada con todo lo que se le suele poner, calidad y frescura en los productos.

Queso Nisa.- Nos gustó, es un queso de oveja curado de consistencia semidura. Buena cantidad.

Gambas hervidas.- Completamente prescindibles, no son ni de chiringuito de tercera división, impresentables.

Albóndigas de bacalao.- Las mejores que hemos probado y con diferencia (espero que no lo lea mi madre, que ya las hace buenas), perfecto el punto de crujiente por fuera y melosas por dentro. Sirven 6 de buen tamaño.

Para beber tomamos un espumoso portugués Murganheira super reserva brut realmente delicioso, con buen servicio de llenado de copas que al principio iba bien pero después, el único camarero que había, por no hacer tantos viajes a llenar la copa, optó por llenarla casi hasta los topes y ahorrarse viajes.

Una botella de agua, pan y aceite completaron la comida.

Ni postre ni café, el avión salía en nada e íbamos apurados.

De toda la ribera es de lo mejorcito, se diferencia mucho del resto y vale la pena ir.

Estoy viendo la nota, y pone hasta el capital social de la empresa de restauración (74.819,70 €, no está mal).

Fin de nuestro periplo portugués.

Después de unos días en la ciudad, y de haber visitado algunos restaurantes con desigual suerte, para nosotros D. Tonho ha sido el mejor sin duda. Situado en el precioso entorno de la Ribera, con las bodegas de Porto a la otra orilla del Duero, y escoltado por otros bares y restaurantes para hacer un aperitivo antes de entrar a comer, D. Tonho se ubica en una casa centenaria de paredes de piedra, perfectamente conservada y con una coqueta terraza con vistas al río.

Al ser enero y a pesar de contar con un día soleado, decidimos comer en el salón. Mantelería y cubertería cuidada, lo mismo que el resto del local, donde cerca de los servicios puedes ver fotos de diferentes e ilustres clientes, como Chirac o Saramago.

Cocina Portuguesa de cuidada elaboración. Antes de empezar a comer te presentan en una bandeja los aperitivos que puedes degustar, pero como ya veníamos servidos de fuera, evitamos los previos y pedimos la carta. En este caso y para dos personas, compartimos pulpo a la vinagreta y queso Nisa (cuenta con D.O. propia). Los segundos fueron Bacalao a la Portuguesa y Vitela Lafôes (ternera guisada en vino y acompañada por verdura). Todos los platos realmente buenos y generosos, a destacar la ternera que para mí fue notable.

Si bien el restaurante está ubicado en el primer piso, en la planta baja tienen una pequeña barra donde tomar algo. Días atrás con unos amigos pasamos por allí para degustar una botella de Vinho Verde y tomar un aperitivo. El servicio y la atención dispensada en ambos días, fue agradable y acogedora.

Después de ver las recomendaciones de Eixample y Karlito, nos decidimos por este restaurante despues de ver Taylor`s. Solo el comer en la terraza, practicamente encima del Douro y viendo todas las bodegas, ya vale la pena. LLegamos a las 2:00PM lo que para los portugueses ya es tarde, con lo habían varios entrantes que no estaban. La carta de vinos no la encontré tan extensa como decía Karlito, si bien buena representación portuguesa. Tomamos un Quinta Aveleda-Vihno Verde. Nos centramos en los pescados, tomamos bacalao y lubina muy logrados. De postre tomamos Queso de Serra da Estrela ( muy parecido a nuestra torta del casar) compañado con un LVB 2003 de Calem, la comninación la encontre magnífica

A medio dia, un día de sol esplendido de septiembre con buena compañia y comida, y viendo la cuna del Oporto que más se puede pedir.

Bomun vinum laetificat cor hominis

El emplazamiento perfecto en oporto, en la ribera, casi bajo el puente Luis I. Aunque por dentro resulta muy elegante, decidimos estar fuera, en una terracita enfrente de Vila de Gaia (donde están todas las bodegas de Oporto). La carta de vinos bien elaborada, aunque algo cara, incluso las copas de los postres. La carta contenía platos muy típicos (nos animamos por pollo a la alentejana y unas tripas a moda de principal, algo pesados, con un entrante de empanadas de pollo y secreto). Platos muy bien elaborados, teniendo en cuenta que son platos típicos regionales, y raciones inmensas. Variedad de postres también muy elaborados. RCP correcta.

Sin duda, uno de los restaurantes mas en forma y de moda de Oporto.
Aunque actualmente disponen de un nuevo local, en la ribeira Sur del río, el original es el precioso bajo y planta de la orilla norte del Douro. A escasos metros del puente mas bonito y emblemático de la ciudad, perfectamente integrado en la roca de la muralla del río, este precioso local, dispone un precioso salón con enormes ventanales al río, en frente, Vila Nova de Gaia, la orilla mas bodeguera de la ciudad.
Exquisita decoración, mantelería, cubertería, vajilla y cristalería!
La cocina entre mercado y tradicional portuguesa, abarca un gran numero de propuestas y alternativas, todas correctísimas y muy interesantes.
Destacar las especialidades de cada región Portugesa, los pescados, fundamentalmente todos los bacalaos y también las carnes. Bien la repostería y muy interesante la selección de quesos autóctonos.
Servicio esmerado, agradable y muy profesional.
Merece mención a parte la IMPRESIONANTE bodega, un au

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar