Restaurante Bar Cristóbal

1
Datos de Bar Cristóbal
Precio Medio:
8 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas:
Precio desde 8,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Bar Cristóbal

En la conocida como "La Punta" cerca de Nazaret y Pinedo y a cinco minutos de la iglesia de La Punta, se ubica este bar que acaba de cumplir 30 años de servicio, manteniendo su oferta de almuerzos hasta que las persianas de la cocina se bajan a las 11.30 para preparar las comidas que abren a las 13.30 con el fuego encendido hasta las 15.30 horas.

Si quieres conocer un auténtico local de almuerzos valenciano, de gente curtida del sol por el trabajo en el campo de toda la vida, con gente que trabaja en obras cercanas, cocina hecha por las amas de casa de siempre con su mandil y sus sartenes, tienes que venir. Así lo entendió la televisión valenciana A Punt (ex Canal 9) con la que compartimos mañana en el local.

Lo esperable de un bar que si hubieras entrado hace 25 años encontrarías lo mismo en la cocina y el mismo tipo de clientela que solo va a "almorzar bien", que no es poco (solo hace falta quitar alguna gorra de imitación de Nike). Mesas de madera amplias, algunas compartidas, sillas más cómodas de lo habitual, mini copas, cubiertos, platos de loza blanca, ausencia de mantel... lo que toca. Servicio "como si fueras del pueblo", amable, todo facilidades en un enorme salón rectangular pero que se llena. Una barra de servicio de cervezas, cafés y si se hace necesario suplementar por lleno completo de las mesas; a continuación la cocina con dos amplios ventanales a la sala para sacar los platos y que, cuando se cumple el horario, se bajan la persianas y hasta luego Lucas.

No es la moda de los bocatas XXL lo que nos atrajo aquí a los tres amigos catadores de almuerzos durante este mes de septiembre (hay que compensar la tristeza del fin del verano), sino la osadía de almorzar con cuchara, tenedor y cuchillo: un all i pebre de anguila de la cercana albufera, y que conviene reservar con antelación porque se preparan unas pocas raciones para el almuerzo ya que mayoritariamente la gente va por el bocata (menos de media barra) para lo que tiene preparado muchas opciones de cocina valenciana: embutido con habas, merluza rebozada, alguna fritura, croquetas, empanadillas, tortillas, hamburguesas... si bien es verdad, que salvo el embutido y la merluza nada destacaría.

Por supuesto que no falta el aperitivo en la mesa de los cachuetes (esta vez sin corteza) fritos más las aceitunas, ampliadas con algunos variantes y gildas. Para beber vino (Sierra Salinas pero el de Requena) y gaseosa o cerveza de barril, como mandan los cánones del esmorzaret. Optamos por lo primero, mientras nos sentábamos cara a la cocina que, en estos casos, siempre son las mejores vistas.

Pero, ¿y las anguilas? Pues el all i pebre de anguilas respondió a las expectativas. La patata, cortada a dados, perfectamente cocida, entera, pero que solo al apoyar el tenedor para pisarla se convierte en puré; el caldo sabroso, poco trabado, aunque yo le hubiera puesto un poco más de "pebre", pero imagino que hay que contentar a la mayoría; pero hay siempre una buena solución que es preguntar al servir y si el público lo pide añadir un par de cucharadas de otro preparado de caldo más picante. Las anguilas de tamaño medio, bien cocidas pero nunca blandas y correcto sabor. Un más que correcto pan para mojar en el caldo completó la fiesta. Rematamos con unos buenos carajillos (no hacen cremaets) y, por cortesía de la casa, un plato de coca con manzana más que notable.

¿El precio? Pues te acercas a la barra y como es horario de almuerzo, el precio es fijo, sea bocata o anguilas, sea cerveza o vino con gaseosa. En nuestro caso llevó un pequeño suplemento por el extra de tres moscateles que pedimos para rematar el amplio plato de coca que nos pusieron.

Es verdad que A Punt es una televisión que intenta acercarse al pueblo y sus costumbres (como toda TV local) y aquí encontró un buen filón para emitirlo después del telediario de la noche de los viernes (programa ".Docs") dentro de un mes o mes y medio. Interesante la sabiduría de la gente mayor del campo que entrevistaron a nuestro lado en una amplia mesa compartida cuya foto podría estar enmarcada en un libro de costumbrismo local; solo faltaba Blasco Ibañez escribiendo el guión. ¿O ya lo hizo en Cañas y Barro?.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar