Restaurante Esencia: Faltó duende


Nueva visita a este restaurante descubierto en el 2015, en las inmediaciones del Hotel Melia Salinas, y que desde entonces ha cambiado dos veces de ubicación, situándose actualmente donde estaba antes el restaurante La Tegala del Chef German Blanco, que ahora ha abierto un nuevo restaurante en Arrecife, que aun no he tenido la ocasión de conocer.

Hecho este pequeño preámbulo sobre la nueva ubicación del restaurante paso a relatar nuestra visita del jueves 09 de mayo a las 20h00 (3 comensales).

El restaurante se encuentra ubicado en el pueblo de Macher, en un promontorio, a pie de carretera entre Arrecife y Playa Blanca. Es un restaurante de diseño muy vanguardista, con un amplio parking, desde donde se accede subiendo unas cuantas escaleras a un bar muy bien decorado para seguidamente entrar en el comedor principal, sala rodeada de cristaleras con unas bonitas vistas panorámicas sobre el paisaje de Lanzarote y en los días claros de la Isla de Lobos y Fuerteventura. Tiene 2 salones privados y una bodega con sala de cata.

La cocina, como ya precisé en mi precedente comentario esta dirigida por el chef vasco David Pérez Ruiz, formado en la escuela de hostelería IVNC de Bilbao y con una buena experiencia en su aun corta carrera profesional, pues ha trabajado en restaurantes de Bilbao, el Guria y el Guggenheim con Josean Martinez de Alija, fue cocinero de Prestige Hotels de Roses (Girona) y después pasó una temporada en Donostia, en el Mugaritz bajo las ordenes de Andoni Luis Aduriz. En Lanzarote participó en la reapertura del Restaurante La Graciosa en el Melia Salinas, fue durante 2 años el chef del restaurante Lagomar(Nazaret), el 15 de Abril de 2015, inauguró su nuevo restaurante en Costa Teguise., después se trasladó nuevamente a Nazaret hasta la ubicación actual en Macher. Esta asistido por el Jefe de cocina Aitor Gomez, otro joven cocinero vasco formado en la escuela de hostelería de Artxanda y con una buena andadura por Euskadi. Su cocina es básicamente de producto y de autor.

En el comedor, las mesas están bien vestidas y bien separadas las unas de las otras, buena vajilla, buena cubertería y buenas copas. El servicio de sala fue muy bueno, amable, cordial y profesional y el servicio del vino efectuado por la misma camarera, también fue muy bueno, presentación botella, descorche, primera cata y servicio durante toda la cena. No recuerdo bien la carta de vinos, pero pienso que no era demasiado amplia.

Proponen un menú degustación y la carta. Optamos por esta ultima ya que el menú que presentaban en esta ocasión no nos apetecía.

Mientras nos decidíamos por los platos que íbamos a pedir nos trajeron una degustacion de sales, janubio e himalaya, AOVE, mantequillas aromatizadas (naranja y la otra no lo recuerdo) y caviar de tomate y un aperitivo (foto en primer comentario), que no recuerdo que era exactamente.

Como primeros tomamos :

Tartar de atún de la isla, con soja, jengibre, y fluido de mostaza antigua con helado de calabaza y AOVE, acompañado de pan crujiente. Este plato lo compartimos MC y yo. Plato sin ninguna complicación, producto de muy buena calidad. Bueno

Tosta de Mozzarella artesana canaria, con mermelada de berenjena, pimientos asados a la leña, espuma de aguacate y albahaca. Buena

Como platos principales :

2 Milhojas de cherne, con salteado de setas shitake, papas arrugadas, langostinos y reducción de mojo picón, servido con pil pil.  MC y yo tomamos el mismo plato. El sabor del cherne quedaba muy diluido, demasiados elementos en juego, todos productos de buena calidad pero no siempre reconocibles individualmente en la masa. En conjunto bueno.

Lomito de bacalao confitado en jugo de cochino negro, con mojo de calabaza asada, espaguetis de verdura salteados con salsa bizkaina estilo thai y katsuobushi de su piel. A mi hija no le acabo de convencer. No lo probé.

El pan que acompaño la parte salada fue bueno

Como postre

Crema de plátano, con parfait de canela y granizado de fruto de la pasión. Mi hija lo encontró bueno.

Para beber tomamos 2 botellas grandes de agua y una botella de vino blanco Amalia seco DO Lanzarote. Bodegas Rubicón (La Geria) Cepajes 100% Malvasia volcánica.  Fresco, equilibrado, elegante, muy persistente en boca. No recuerdo el año. Acompañó bien la cena.

Finalizamos con unos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 49,33 €/persona. Buena RCP. No tuve la misma sensación que en primera visita cuando este restaurante estaba junto al  Hotel Melià Salinas. Cocina creativa, en un buen entorno, platos sofisticados, buen servicio... pero no encontré duende... Platos bien cocinados, sin mas. No se si volveremos, vista la buena oferta gastronómica de la isla.

  • Degustacion de sales, janubio e himalaya, AOVE, mantequillas aromatizadas y caviar de tomate

  • Tartar de atún de la isla

  • Tosta de Mozzarella artesana canaria

  • Milhojas de cherne

  • Lomito de bacalao confitado en jugo de cochino negro

  • Panes caseros

  1. #2

    Socdesitges

    A la vista de la descripción de los platos y las fotos de los mismos, aprecio unos platos muy planos, como dices faltos de duende.
    Un abrazo

  2. #3

    Abreunvinito

    Es verdad que a veces, siendo académicamente correctos, se quedan planos. Incluso puedes no saber el qué le falta: sabor de fondo, unión de elementos...
    Saludos

  3. #4

    Joan Thomas

    en respuesta a Socdesitges
    Ver mensaje de Socdesitges

    Exactamente... bueno, bien preparado pero sin mas, "planitude" total, sin duende.
    Un abrazo

  4. #5

    Joan Thomas

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    El resultado es una insatisfacción, sin saber muy bien porqué...
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar