Restaurante El gallinero de Sandra: Las comparaciones son odiosas , y si comparamos.....


Primer contacto, no oficial, de la avanzadilla que siempre llega el viernes para comer.

Rafa el organizador de la queda de la Peña Restauranteros, consiguió que nos diesen tarde de comer, ya que los de Bilbao, llegábamos tarde, así que hasta las 15:30, no empezó la degustación.

El cocinero Nacho Dargallo que viene de trabajar en Hacienda Benazuza, lleva la cocina, y su mujer la sala, aunque a nosotros nos atendió un joven, muy profesional y majete, al final salio el chef a saludar y preguntar.

Menú concertado, 60€, con los vinos pagamos unos 98€, RPC correcta, sin mas.

Empezamos con una croqueta de mero, bien, cremosa y un poco de alioli, creo que de limón.

Ostra Nº2 con caviar de la fruta de la pasión y huevas de trucha, nada nuevo en el horizonte, pero buen producto.

Sashimi de Borriquete, pescado de roca, de la zona, mi primera vez, marinado en salsa ponzu, lo justo, apenas se apreciaba, dejando el sabor puro del pez, verduritas encurtidas y rábano, también encurtido en casa, luego un poco de soja con ponzu y sésamo en un pequeño bol, aunque el enunciado pone lo del marinado, yo juraría que no lo estaba, cosa lógica en un sashimi, nunca se marida, creo.

Terrina de foie de perigord con piña al anís, en distintas texturas, con un poco de pan fino, tostado, rico, pero muy escaso, para mí.

Erizo gratinado, nata, mantequilla y erizo, muy sabroso el conjunto, y acompañado de una muselina de azafrán, me encanta el producto principal y los ligazones usados, así que poco que decir, riesgos cero, pero sabor rico, al final….

Bacalao al pil-pil ligero con crudites de verdura y olivada de calamata , rico bacalao confitado , sabrosa mayonesa de la gelatina de la piel , por favor , no llamar pil-pil a lo que no lo es , esta salsa emulsionada , estaba muy rica , pero no era un pil-pil , en conjunto rico plato .

A continuación, mero a la brasa, o plancha, con verduritas y crema de alcachofa, ningun pero.

Arroz de pichón y pintada de las Landas, con tirabeques y salsifis, a mi me gusto mucho, buen punto de arroz y mucho sabor, si te descuidas es lo que mas me sorprendió, aunque los levantinos, no se yo, si les gusto tanto, controlan mas.

Los postres, ambos muy dignos, bien ejecutados.

Ganache de chocolate blanco y aguacate con crumble de coco y pistachos y mousse de chocolate negro al 70% con helado de jengibre, bien.

En conjunto bien, aunque comparando con el resto del encuentro, un poco corto, y prácticamente al mismo precio que un estrellado como abantal, y menos divertido que los otros dos restaurantes del sábado, para mi los mejores, Tribeca y Cañabotas.

Para beber una copa de fino tradición mayo 2017 , creo que el resto fue una botella de cada , para 10 personas , una de blanco Donnhoff riesling troken 2017 (38€) , otra de blanco albariño Sacabeira (23€), otro albariño , bastante mas rico Maior de Mendoza 3 crianzas (33€), , la calma 2015(45€) , tinto sedella 2014 (35€), una de champagne Paul Dethune (65€)y otra de Lacourte Godbilllon (58€), las copas de tradicion a 5€ .

Al final, con café, 98€, teniendo en cuenta el riesgo, el vino y demás, y comparándolo con lo que aconteció a posteriori , pelin flojo , eso si estaba lleno hasta las cartolas .

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar