Restaurante Taberna Mundua: El mundo (mundua)


Nueva visita aún con el recuerdo reciente. Sin cambios en la sala ni en los planteamientos. Local casi 100% lleno salvo la mesa más bonita, redonda, para 6 comensales, al principio del comedor, justo al lado de la barra.

Tampoco cambios en la carta de comidas y de vinos, con el menú del día en la puerta de entrada y en papel impreso sobre la mesa, aunque el menú es diferente del que puedes ver en la web (consultar mejor Instagram para evitar sorpresas). Añadir que existe un menú corto (14,50€) quitando dos de los entrantes; el menú largo (19,50€) incluye los 3 entrantes; si es sábado o domingo subre 1€ más por lo mismo; los festivos (¿?) hay un menú de festivo por 21.50€. La opción de carta es muy interesante y mostrará, seguro, mucho más la capacidad y conocimiento gastronómico del chef, pero el menú es muy atractivo en relación calidad/precio y se aprecia en una gran aceptación entre las mesas.

Dos para comer, con el menú largo decidido antes de entrar, que incluye un pan correcto y la alternativa de postre o café. Gustó el vino de la visita anterior (Sentada sobre la bestia 2017) y optamos por no perder el recuerdo y esta vez hasta sobró, a pesar de no tener que conducir. Lo comido:

. pancake de cebolla caramelizada, pastrami y queso de cabra: no muy estético, pero bien de sabor como conjunto aunque el pastrami se pierde un poco.

. crema de calabaza y coco con secreto koreano: servida en frío; se agradecería que el secreto no fuera tan en tiras (3 tiras) para que permitiera comer solo con cuchara y repartido más en cada "viaje".

. croquetón de carrillera y boniato asado: bien de textura y de sabor, la vajilla que facilita el corte del croquetón dificulta la visibilidad del mismo.

. marmitako de bonito, yema de huevo y piparras: muy bien de sabor (lo mejor del día) y texturas; homenaje al origen vasco.

. puchero de garbanzos con pilota: servido en perol individual con buena ración, buena cocción de la legumbre y un poco perdidos los ingredientes referidos (maneta, verduras, etc) salvo la pilota, tanto en fase visual como en fase gustativa. Descartada la lubina, como otra opción probada fué un arroz meloso de pollo a la brasa y alcachofas servido de igual manera, en más amplia ración, con evidencia del paso por brasa pero de nuevo con ingredientes poco visibles.

. tiramisú: correcto, servido en yogurtera. La otra opción solicitada de cambio sobre lo previsto, buscando un final con chocolate, se aceptó y vino sustituido por un sorbete de chocolate, referido como bien.

No hubo cafés pero sí sobremesa para terminar la botella de AquaBona de medio litro. Nos hacemos mayores.

 

  1. #1

    Josep_Gallego

    La verdad es que tienen un menú de mediodía muy interesante, tanto el corto como el largo.

  2. #2

    Joan Thomas

    Una nueva visita en tan corto intervalo, se traduce muy positivamente. Me parece un menu muy interesante con una RCP buenísima. En la próxima visita tendrás que probar la carta ;-)
    Saludos

  3. #3

    Abreunvinito

    en respuesta a Josep_Gallego
    Ver mensaje de Josep_Gallego

    Así es. Compite bien en ese rango.
    Quizás se nota a faltar un menú degustación para intentar crecer co mo cocina gastronómica. ¿No te parece?

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Pues sí a todo.
    Como le digo a Josep, quizás un menú gastronómico (de platos de la carta versión gastrotapa) abriría un poco más el abanico de clientes.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar