Restaurante Ikaro: Michelín


Interesante restaurante del centro de Logroño que ha recibido recientemente su merecida estrella. Digo merecida, porque encaja perfectamente con los parámetros actuales de la Guía ( no me refiero sólo a los que admiten , es decir la comida, algo más..). Claridad, comodidad y amabilidad en el servicio. Servicio muy pendiente del cliente, a veces demasiado, a mi me gusta algo más de intimidad sin perder atención. Excelente carta de vinos , sobre todo Riojas , a precios moderados y asumibles. Muchas referencias. Buen servicio y la botella en la mesa , para verla , como debe ser. Dos menús , uno de treinta y pico..algunos parecían contentos con él y otro más largo de 65 euros, contundente, amplio y denso, es el que probamos. A mí me gustó , sobre todo al principio, con los entrantes , el matiz ecuatoriano ( que luego no aportó ni definió de forma significativa el menú, la Michelín lo hizo..), llegando a la excelencia con las dos versiones del langostino. Dos pases de langostino , magníficos , tan contrapuestos como complementarios, fantásticos. Tras tocar el cielo , yo tuve la sensación de que el menú se diluía en personalidad y calidad, ganando en espesura y convencionalidad. Hasta llegar a los chocolates , que bueno..sin pasar desapercibidos , tampoco impresionaron , esperaba mucho más. El pichón como en la mayoría de los estrellados, omnipresente..pero este no fue de los mejores. Disfrutamos , aunque salimos un poco saturados y echamos de menos algo más de personalidad y diferencia.

Recomendado por 3 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar